INTERPELACIÓN DEL MDYC

García aprecia que las "losetas homicidas" ya no son tan resbaladizas y no las quitará si hay otro remedio

García aprecia que las "losetas homicidas" ya no son tan resbaladizas y no las quitará si hay otro remedio
La Ciudad evalúa si es mejor quitar el mármol o seguir tratándolo.
La Ciudad evalúa si es mejor quitar el mármol o seguir tratándolo.  

La portavoz del MDyC, Fatima Hamed, ha interpelado este jueves en el Pleno al consejero de Fomento, Néstor García, por qué acciones piensa tomar para acabar con las "losetas homicidas" de la zona centro, calle Real y Paseo del Revellín sobre todo, y si va a retomar la "solución definitiva", que desde su punto de vista sería su retirada y sustitución.

No apuesta por ese camino, al menos de momento, el Gobierno de Vivas. El titular de Fomento ha atribuido a "un error de cálculo de los técnicos" que el desbastado programado en invierno se suspendiese en Navidad para no importunar a los comerciantes y ha defendido que "la obra es magnífica pero las losetas resbalan, es verdad, y hemos actuado aplicando el procedimiento recomendado por el Instituto de la Piedra de Almería y el resultado ha sido satisfactorio porque el número de reclamaciones patrimoniales ha caído muchísimo".

Así las cosas, antes de acometer una obra mayor que se contempla como la última opción por precio y molestias que generaría, la Ciudad va a seguir puliendo y aplicando el mármol para calibrar cada cuántos meses hay que realizar esa operación y va a estudiar nuevos puntos en los que cambiar la solería donde sea especialmente resbaladiza.

Hamed, que previamente había tachado al consejero de prepotente y nefasto gestor, a lo que García respondió reprobando su "soberbia" y sus malas artes con el único fin de "llegar al poder", ha acusado al Ejecutivo local de hacer caso "solo a los informes que van bien para sus intereses".

De hecho, la localista ha recordado que a finales de 2014 los técnicos apostaron por sustituir el mármol por granito, material que de hecho llegó a comprar Obimace. "Como siempre, calmaron las protestas y pasadas las elecciones devolvieron al cajón aquella promesa", ha lamentado.