CABALLAS IRÁ AL JUZGADO

El PP no sacará a exposición pública la reforma de la Gran Vía ni bajo amenaza de querella penal

El PP no sacará a exposición pública la reforma de la Gran Vía ni bajo amenaza de querella penal
El consejero de Fomento, Néstor García, en el Pleno.
El consejero de Fomento, Néstor García, en el Pleno.  

Caballas "lo tiene muy claro": ha transigido con las "ilegalidades" cometidas en la adjudicación de las Áreas de Rehabilitación Integral (ARI) de viviendas "para que Ceuta no perdiese 5 millones de euros del Estado"; no ha denunciado que se va actuar en la Junta de Obras del Puerto "sin competencias"; y dio mil y un vueltas, según Aróstegui, para que no embarrancase el proyecto de nuevos campos de fútbol y otros equipamientos en el Príncipe.

Pero no va a mirar hacia otro lado con la obra de la Gran Vía, la del millón de euros en farolas de postín, la de la supresión de las plazas de aparcamiento de Jáudenes, la del recorte de dos a una entradas para coches en la Plaza de África. "La ciudadanía tiene derecho a opinar sobre todo eso porque así lo establece la ley y ustedes tienen que sacar el proyecto a exposición pública, les parezca bien o mal, porque se modifica el PGOU", ha advertido este miércoles el portavoz de la coalición.

Los localistas están seguros de que esta obra, que afectará a más de 22.000 metros cuadrados y que tendrá un coste de casi 8 millones de euros como mínimo, no puede tramitarse como "el de cambiar una baldosa" y si el PP, pese a introducir cambios en el viario, opta por el trámite expeditivo que ha anunciado, llevará al Ejecutivo local al Juzgado y no por lo Contencioso-Administrativo sino por lo Penal por presunta prevaricación, si consuma esa intención de acortar plazos para su ejecución, cifrada en 14 meses.

"Ustedes expropiaron la esquina de la Gran Vía con la Plaza de la Constitución para construir viviendas y ahora no pueden poner un jardín vertical, sea bonito o feo, porque la ley dice lo contrario", ha añadido Aróstegui, quien ha incidido en que "todos estos reparos son subsanables si se expone al público y nace un consenso general sobre si es bueno restringir el acceso de vehículos a la Plaza de África, decisión sobre la que no hay estudios, sobre los accesos al aparcamiento subterráneo, etcétera". "Esto no lo vamos a perdonar y no por poner palos en las ruedas sino porque es una tropelía", ha concluido.

Ninguno de los argumentos de Caballas han persuadido al consejero de Fomento, Néstor García, que ha repetido que la coalición ha hecho de boicotear esa obra su "razón de existir". "Si cree que su razón está por encima de la nuestra, la puerta de los Juzgados está abierta", ha dicho el miembro del Ejecutivo, que confía en no ser llevado más encausado, a lo peor, más que en lo Contencioso-Administrativo.

"Mis técnicos califican la obra como ordinaria y yo, en atención a su autoridad en el ejercicio de sus funciones, les doy credibilidad", ha concluido García, que solo expondrá el proyecto a los militares, cofradías, vecinos, negocios y demás agentes ubicados en la Gran Vía, Jáudenes o la Plaza de África.

Aróstegui ha pedido al consejero que respondiese literal y personalmente a todas las preguntas incluidas en su interpelación pero Vivas lo ha evitado tomando la palabra para, casi a gritos, impedir que García cayese en la "trampa" de Caballas. "Eso lo responderá quien puede, que son los técnicos", ha asegurado el presidente, que ha exigido al localista que no le tutee. "Gáneselo", le ha espetado el diputado de la oposición.