PLENO

El Gobierno amplía los Presupuestos para hacer frente a gastos pendientes de 2016 y obras prometidas

El Gobierno amplía los Presupuestos para hacer frente a gastos pendientes de 2016 y obras prometidas
Kissy Chandiramani,durante la sesión plenaria.
Kissy Chandiramani,durante la sesión plenaria.  

El Gobierno de la Ciudad  ha aprobado, con los votos de la mayoría del PP, dos expedientes de modificación de los Presupuestos Generales de la Ciudad para 2017 a cuatro meses de su aprobación inicial. Dos expedientes que buscan incluir proyectos anunciado como el Plan de Barriadas pero también para pagar gastos corrientes pendientes de pago desde 2016 camuflandolo que la oposición entiende como déficit.

El Gobierno de la Ciudad  ha aprobado, con los votos de la mayoría del PP, dos expedientes de modificación de los Presupuestos Generales de la Ciudad para 2017 a cuatro meses de su aprobación inicial y una ooperación de crédito por 25 millones de euros. Tres expedientes que buscan incluir proyectos anunciados, como el refuerzo de seguridad privada en edificios públicos para liberar agentes de Policía Local, proyectos de educación y prevención con menores extranjeros no acompañados, así como proyectos del Plan de Barriadas, la reforma de la Gran Vía, el paso elevado de Miramar o el ascensor de la playa del Chorrillo.

Pero los dos expedientes de modificación de crédito, a juicio de la oposición, sirve además para camuflar que el Gobierno cerró los Presupuestos de 2016 escondiendo un déficit que quiere cubrir ahora con una modificación de crédito de más de un millón de euros más para hacer frente a gastos corrientes comprometidos pero no pagados, lo que para la oposición o es sin o un eufemismo para evitar reconocer el déficit de más de un millón de euros que arrastra la ciudad desde 2016.

“Esto no hay por dónde cogerlo”, lamentaba la portavoz de MDyC, Fatima Hamed, afeando que las cuenta de gastos pendientes se cerró en 2016 a sabiendas de que había un millón de euros pendiente de pago. “No es una crítica subjetiva, son sus propios números”, recordó. Una opinión que comparten desde Ciudadanos apuntando que esos gastos pendientes son de febrero, junio, abril…. “Hay hasta un regalo de Reyes de diciembre, que imagino que se hizo y hay factura”, ironizaba el portavoz de Cs, Javier Varga, resignado porque “da igual lo que se diga la decisión está tomada;  tienen los votos y solo les queda aguantar el chaparrón”.

Ampliaciones del expediente de crédito que el PSOE ya avisó hace un año: “Este expediente llega porque la estimación de ingresos era de una expectativa demasiado elevada y estaba sobrecalculado”, reprochó el diputado socialista José María Más.

Campaña preelectoral

El Puente de Miramar se inaugurará en 2019”, auguraba el diputado de Varga, acusando al Gobierno de usar los expedientes de créditos con una mirada preelectoral, presupuestando ahora todas sus promesas electorales, haciendo coincidir la inauguración de las obras en Elecciones, como es el caso de Gran Vía o el Plan de Barriadas. “El tiempo que lleva es el que lleva el procedimiento”, alegó Chandiramani. Hemos preparado un Plan de Inversiones hablado, discutido y temporalizado hasta 2019, que es el tiempo que va asestar este Gobierno y esperemos que se cumpla”, completó.

Un préstamo de 25 millones más

Operaciones a las que se sumó una operación de crédito de 25 millones a diez años ya contemplada en el Presupuesto para financiar el plan de inversiones y las transferencia de capital a las sociedades municipales que ejecutan ese gasto. "En 2015 pidieron un crédito de 15 millones y gastaron 3, en 2016 pìderon uno de 27 y se gastaron 6", enumeró la portavoz de MDyC, Fatima Hamed, "¿en qué se lo gastan?".

“Eso son 25 millones de euros más de deudas, no podemos gastar dinero que no tenemos, que vamos a pedir prestado y estar haciendo planes de inversiones que no se ejecutan, que se retiran, que se trasladan al año siguiente, eso no es una forma coherente de afrontar un endeudamiento, que no nos lo regalan, que lo van a pagar los ceutíes”, advertía José María Mas.

Desde el MDyC alertan que es el tercer crédito millonario que pide la Ciudad en tres años: En 2015 se pidieron 15 millones, “pero solo gastaron 3”, en 2016 se solicitaron 27, “pero sólo se invirtieron 6,5”. “Qué hacen con el resto del dinero que piden prestado”, interrogaba la diputada Fatima Hamed.

Veinticinco millones que, insiste Chandiramani, se dedicarán a proyectos como el puente sobre el arroyo Paneque, o el de Miramar, ya redactados. "En eso nos gastamos el dinero", rebatió la consejera de Hacienda.