El Gobierno ceutí espera que Montoro eleve al 60% la deducción fiscal en el IRPF para los residentes

Vivas y Montoro, en una imagen de archivo.

El Gobierno de Ceuta no cree que el Ministerio de Hacienda vaya a llevar las deucciones fiscales para residentes en el IRPF al 75%, como se propuso reclamar hace años, pero confía en que el ministro Montoro cumpla su guiño de verano y, al menos, la eleve del 50% al 60%, según han estimado fuentes del Ejecutivo local en declaraciones a Ceutaldia.com.

Ante los periodistas, el presidente Vivas y el secretario de Estado de Hacienda se han negado este miércoles a poner números a las expectativas, que se confirmarán o no cuando se conozca la literalidad del proyecto de Presupuestos Generales del Estado para 2018, si es que el PP consigue apoyos suficientes para aprobarlos en las Cortes.

El líder del Ejecutivo local se ha limitado a destacar que cualquier avance en ese sentido será positivo porque generará más renta disponible para las unidades de consumo y por tanto, al menos supuestamente, más actividad económica y más empleo.

Para Vivas, la mera disposición del Gobierno de Rajoy a estudiar la ampliaciones de las deducciones en la Renta es una prueba más de la "sensibilidad" con la que trata a las ciudades autónomas, que va "más allá de un gesto para quedar bien" y que se concreta en "hechos" como que la Ciudad reciba actualmente "un 32% más" de transferencias del Estado que hace diez años, lo que "ha permitido mantener servicios sin despidos y reduciendo en 45 puntos nuestro nivel de endeudamiento".

La deducción por rentas obtenidas en Ceuta puede aplicarse, en el caso de los residentes, por rentas obtendas aquí o fuera. En el primer caso, consiste en el 50% de la parte de la suma de las cuotas íntegras estatal y autonómica o complementaria que proporcionalmente corresponda a las rentas computadas para la determinación de las bases liquidables que hubieran sido obtenidas en dichos territorios.

También podrán aplicarse esta deducción los contribuyentes residentes si a final de año han mantenido su residencia habitual en Ceuta durante un plazo no inferior a tres años y siempre que al menos una tercera parte del patrimonio neto del contribuyente esté situado en la ciudad.