PLENO

El Gobierno da el visto bueno a las cuentas generales con el único apoyo de Vox

El Gobierno da el visto bueno a las cuentas generales con el único apoyo de Vox
Alberto Gaitán
Alberto Gaitán  

El Gobierno da por ejecutado casi en su totalidad las cuentas generales de 2018, que cierra con 11,4 millones de superávit, con un incremento de los ingresos consolidados y una ratio de endeudamiento dentro de los cánones establecidos. Una memoria en la que se da cuenta del coste de loso servicios públicos, cuyo mayor esfuerzo presupuestario se centra en los servicios de limpieza, Policía Local, atención a menores y servicios sociales. Cuentas que contaron con el apoyo incondicional de Vox, “por responsabilidad”.

Unas cuentas que, denuncia el PSOE, arrastran los mismos problemas y zonas oscuras años tras año, con bienes sin inventariar y sin acatar ni una sola de las recomendaciones del Tribunal de Cuentas (TCu). Reproche que despachó el consejero de Economía y Hacienda, Alberto Gaitán, recordando que se trata de recomendaciones no vinculantes. Un lamento similar al de Mohamed Ali (Caballas): “Cada vez que viene a Pleno viene con retraso, siempre se dicen las mismas cosas y se denuncian las mismas cosas y este año vamos repetir”.

Desde MDyC ahondaron en ese retraso en la aprobación, con cinco meses de retraso. “No podemos aprobar lo que fue y sigue siendo una gestión ineficiente que nos condena las más altos ratios de deuda, desempleo y desigualdad, unas cuentas que condenan a la mitad de la ciudad al riesgo de exclusión social”.

Para Ali una de las claves es el superávit de 11 millones de euros, una incoherencia que resumía recordando que “tenemos unas cuentas con un superávit de 11 millones de euros pero se acompaña con un clamor porque el Gobierno de la Nación no nos ha dado 7,2 millones. Si estamos tan mal con los 7,2 millones pero tenemos un superávit de 11 millones y bajamos los tipos del IPSI, aunque algunos seamos cortitos es difícil de digerir”.