NUEVO REGLAMENTO DE LA ASAMBLEA

El Gobierno tendrá tiempo y turnos ilimitados en los debates sobre política general en el Pleno

El Gobierno tendrá tiempo y turnos ilimitados en los debates sobre política general en el Pleno
El Debate sobre el Estado de la Ciudad de 2018 será el último de la legislatura.
El Debate sobre el Estado de la Ciudad de 2018 será el último de la legislatura.  

Tiempo y turnos ilimitados para el uso de la palabra en los Plenos de Presupuestos y en el Debate sobre el Estado de la Ciudad. Eso es lo que le va a dar el nuevo Reglamento de la Asamblea al Gobierno, que hasta ahora disponía del mismo tiempo que cualquiera de los portavoces de Grupo. El último borrador prevé acabar con ese reparto de tiempos y dar al Ejecutivo libertad total en esas citas.

E borrador cerrado esta Navidad estipula que en el debate sobre la aprobación inicial del presupuesto el presidente o consejero encargado de la defensa del documento “podrá intervenir cuantas veces crea necesario sin límite de tiempo”. Los portavoces de cada grupo contarán con media hora para exponer su visión y la réplica gubernamental será igualmente ilimitada. “El debate lo cerrará el presidente o la presidente”, según la versión literal del borrador de Reglamento, “con una última intervención por tiempo ilimitado”.

En el Debate del Estado de la Ciudad, lo mismo: “El o la presidente de la Ciudad de Ceuta podrá intervenir cuantas veces crea necesario, sin límite de tiempo”; contestar a cada intervención de treinta minutos de cada portavoz sin ninguna cortapisa de reloj; y cerrar la sesión “con una última intervención por tiempo ilimitado”.

El mismo régimen se prevé para los “debates generales o monográficos sobre la acción política y de gobierno” que pueden celebrarse “a instancias de la Presidencia de la Ciudad o, cuando lo decida la Mesa, a iniciativa de cualquier Grupo Político de los constituidos al inicio del mandato o de una quinta parte de los o las miembros de la Asamblea”.

El nuevo Reglamento mantiene que cada mes habrá dos Sesiones Plenarias ordinarias: una “resolutiva” para tratar “las propuestas de acuerdo” y otra “de control” para abordar “las interpelaciones y preguntas”. Solo “excepcionalmente, por razones debidamente justificadas y oída la Junta de Portavoces” se podrán trasladar de un mes “a los primeros días del siguiente” y tendrán lugar en horario de 9.00 a 15.00, eliminándose la posibilidad de seguir por la tarde.

Las propuestas de los Grupos se clasificarán en uno de tres tipos: a) pronunciamientos del Pleno de la Asamblea “sobre cuestiones de política general o hechos concretos de interés para la Ciudad”; b) “declaraciones de intenciones sobre directrices políticas o acciones concretas dirigidas a órganos administrativos o instituciones políticas o administrativas concretas”; y c) “adopción de acuerdos que por su naturaleza tengan eficacia administrativa o jurídica”.

Estas últimas “deberán ser sometidas a la consideración de la Comisión Informativa correspondiente y complementadas con los informes de la Intervención o la Secretaría General si fuera preciso”.

Los Grupos y los diputados no adscritos podrán presentar enmiendas a las propuestas de acuerdo que se sometan a la consideración del Pleno pero deberán hacerlo “por escrito y con una antelación mínima de 24 horas”.

El Reglamento mantiene que cada Grupo podrá presentar un número máximo de propuestas o interpelaciones “equivalente al de los miembros que lo integran” y conserva la prima para los unipersonales como Ciudadanos esta legislatura, a los que se seguirá permitiendo formular dos.