DECISIÓN INÉDITA

El Gobierno expulsa a los 116 inmigrantes que saltaron la valla basándose en un acuerdo de 1992

El Gobierno expulsa a los 116 inmigrantes que saltaron la valla basándose en un acuerdo de 1992
Archivo
Archivo  

El Gobierno de la Nación da un giro radical en su respuesta a los asaltos a la valla fronteriza con la expulsión de todos los migrantes que este miércoles entraron en la ciudad autónoma utilizando, de nuevo como el pasado 26 de julio, métodos violentos. Según ha podido saber Ceuta al Día la operación policial está ya en marcha y marcará la senda de actuación en adelante.

El diario local El Faro adelantaba este jueves el ajetreo vivido de madrugada en la Jefatura de Policía con la filiación y detención de varios de los inmigrantes que este miércoles saltaron la valla armados con objetos punzantes y arrojando cal viva. Noticia que iba confirmándose a lo largo de la jornada y que ha terminado cristalizando en una operación de devolución de migrantes inédita: la expulsión del centenar de inmigrantes que este miércoles entraban en Ceuta por métodos violentos.

Testigos presenciales han relatado a CAD cómo este mediodía, "a 180 por hora", los vehículos policiales atravesaban la frontera del Tarajal escoltando un autobús en el que viajarían los 116 inmigrantes que este miércoles 22 de agosto accedieron a la ciudad, forzando la valla fronteriza y arrojando ácido y cal viva contra la Giardia Civil.

Según explica el Ministerio de Interior El País, la operación, "de carácter extraordinario", está basada en un acuerdo entre España y Marruecos firmado en 1992 para la readmisión de extranjeros que entran ilegalmente en España. Marruecos se comprometía a readmitir en su territorio, "a petición formal de las autoridades" españolas, a los nacionales de terceros países que entren ilegalmente a través de sus fronteras en territorio español.

"Esta colaboración se enmarca en la política europea de inmigración, que tiene como uno de sus pilares básicos la cooperación con terceros países para luchar contra las mafias que trafican con personas. La reactivación de este Acuerdo es consecuencia de las buenas relaciones entre ambos Estados. Se trata de un procedimiento administrativo de devolución, caso a caso, que implica la identificación en dependencias policiales de todos los ciudadanos entrados en España de forma irregular, con información de sus derechos y la debida asistencia jurídica.".