El Gobierno guarda en secreto el proyecto de reforma de Gran Vía que se dispara a 9 millones de euros

El Gobierno guarda en secreto el proyecto de reforma de Gran Vía que se dispara a 9 millones de euros
Gran Vía, en una imagen tomada este martes 14 de noviembre
Gran Vía, en una imagen tomada este martes 14 de noviembre  

Nadie conoce los detalles del proyecto de reforma  de la Gran Vía y Jáudenes que maneja el Gobierno. Corren rumores como decenas de fuentes, un jardín vertical, farolas como las del Paseo de Gracia, monumentos a los Trinitarios y materiales de auténtico lujo para el adoquinado, pero nada a ciencia cierta. Solo que costará 9 millones de euros.

El Gobierno, denuncian desde Caballas, mantiene en secreto un proyecto que debería estar en exposición pública y cuyo presupuesto se ha disparado desde los 6,5 millones de euros iniciales hasta los 9 millones de euros en los que PROCESA ha calculado la reforma. Una “carrera alocada”, un nuevo “disparate”, concluye el portavoz de Caballas, Juan Luis Aróstegui, solo para tener  antes de las elecciones municipales “un pequeño Mónaco” alrededor de la casa de Vivas.

“Un proyecto de la Gran Vía que no se ha discutido, que la Ciudad no ha enseñada nadie, que nadie conoce, que no ha ido a Pleno, no ha ido a Comisión, no ha ido al Consejo de Administración , todo es opaco”, resume Aróstegui, añadiendo que, además, el proyecto, redactado por un arquitecto de PROCESA, “incluye lujos asiáticos” que a su juico “están totalmente fuera de contexto” . “Pero lo peor es que no está ni siquiera explicado”.

y si no hay rectificación, hay elementos de lujo más allá de lo que permite el sentido común en una ciudad como la nuestra lo que se está diseñando está fuera de un contexto razonable pero lo peor es que no está ni siquiera explicado, ni ha salido aún a exposición pública, tal y como obliga la Ley, nosoloprque modifica los viales, haciendo peatonal parte de la plaza de África, “ es que además afecta de lleno a la Basílica Tardorromana, que es un Bien de Interés Cultural especialmente protegido, lo que obliga a que cualquier obra que se haga en ese entorno sea objeto de exposición pública”.

Y no es la única ilegalidad que observa Caballas en este proyecto, explica el portavoz de la coalición Juan Luis Aróstegui,  recordando que se aprobó el expediente eludiendo la licitación pública, “una cuestión que no está justificada”, así como la encomienda a TRAGSA . “Si esto no se quiere explicar, sino que es una decisión en clave electoral, nosotros presentaremos el contencioso administrativo que corresponda”, avisan desde Caballas avisando que, “de no haber clarificación, tendrán que decidirlo lo jueces”. El proyecto de reforma de Gran Vía, Jáudenes y Plaza de África está plagada de irregularidades partiendo desde la base, la redacción del proyecto, realizado por un arquitecto de PROCESA pero cobrado como “asistencia técnica” por TRAGSA  a razón de 154,000 euros.

“Solo falta que Vivas pida un Jacuzzi a las puertas de su casa”

El proyecto salió de PROCESA con un coste de 6,5 millones, una vez pasado por el filtro de TRAGSA se elevó a 7,8 millones de euros y una vez analizados los cambios presentados, PROCESA calcula ahora el proyecto en 9 millones. “Se van pidiendo cada vez más cosas, solo falta que el señor Vivas  pida un Jacuzzi  a las puertas de su casa y ya llegamos a diez millones”, ironiza Aróstegui que cree que al final Ceuta tendrá “un pequeño Mónaco” en el centro de la ciudad, pero rodeado de pobreza y paro. “Sabermos que hay piedras especialmente lujosas, talladas, que van a formar parte del suelo que se va poner; va a ser todo como un Mónaco pequeñito, pero alrededor las casas se están cayendo, la ciudad se hunde , todo sucio, todo el mundo en paro, todos pobres. Pero… ¡en cincuenta metros a la redonda de la casa del señor Vivas todo va a ser paradisíaco”.

“¿Es justo gastarse en la ciudad de la pobreza y el paro 9 millones de euros en la Gran Vía?”, se pregunta a su vez Mohamed Alí, “no hay nadie que pueda defender esta barbaridad. La ciudad con más de un 70 por ciento paro juvenil, donde hay barriadas que no tienen saneamiento, que carecen de equipamientos y servicios básicos, donde hay pobreza infantil, donde hay más de 300 niños sin comedor escolar, me parece a mí que no se puede tolerar invertir 9 millones de euros en la Gran Vía”.

Para Mohamed Alí es urgente que “la ciudadanía tome conciencia y hacer ver al Gobierno que nosotros no estamos en contra de mejorar algo que esté mal, pero que la Gran Vía necesita 9 millones de euros no hay quien se lo crea, salvo que el señor Juan Vivas quiera hacer su obra faraónica de cara a las elecciones”.