El Gobierno hace suya la propuesta de apoyo al emprendimiento social para sorpresa de MDyC

La consejera de Economía y Hacienda, Kissy Chandiramani, ha aceptado sin peros -no sin sorpresa por parte de la portavoz de MDyC, Fatima Hamed- la propuesta del Movimiento por la Dignidad y la Ciudadanía de apoyar y subvencionar los proyecto de emprendimiento social, un trabajo que encargará a PROCESA para ponerlo en marcha.

“Mohammad Yunnus, decía que la gente pobre tiene habilidades que permanecen inutilizadas y son capaces de cambiar su destino si se les dan las oportunidades correctas, eso es lo que pretendemos”, explicó Hamed, reclamando el apoyo, seguimiento y respaldo de ideas de negocio de personas con baja cualificación formativa o carentes de recursos. Esto es, “poner todos los medios a disposición de las personas que tengan buenas ideas, que se les oriente y acompañen y puedan poner en marcha su idea de emprendimiento y que otras personas vean que puedes desarrollar una idea de negocio independientemente de tu formación o de donde vivas”.

Por otra parte, el Gobierno rechazó la propuesta socialista de crear una oficina de mediación familiar para el asesoramiento en divorcios, separaciones y conflictos para ciudadanos que no puedan permitirse un abogado. Una propuesta que ya se aprobó en 2009,  recordó por su parte la diputada de MDyC, Fatima Hamed, pero que aún no se ha hecho realidad. Eso sí, la consejera responsable, Adela Nieto, alegó que la ciudad trabaja en un equipo de mediadores a través de una red de mediación familiar, porque un servicio de asesoría como tal es inviable legalmente al carecer Ceuta de competencias en ese ámbito.