PLENO

El Gobierno insiste en que su Plan de Publicidad protege al empleo, pero obvia que “deja fuera los medios críticos”

El Gobierno insiste en que su Plan de Publicidad protege al empleo, pero obvia que “deja fuera los medios críticos”
José María Rodríguez. /Archivo
José María Rodríguez. /Archivo  

El portavoz del Gobierno, Alberto Gaitán, ha respondido al diputado no adscrito José María Rodríguez sobre las razones, criterios e impacto en el empleo del nuevo plan institucional del Gobierno, remodelado recientemente en colaboración con Vox, socio y sostén del Ejecutivo de Vivas. Gaitán, como viene haciendo en las últimas semanas, ha sostenido que la nueva regulación de la publicidad institucional y los medios que se beneficiarán de ello, tiene en cuenta que atravesamos “un momento especialmente sensible” y se “ha de ayudar a mantener los empleos” obligando a acreditar “una plantilla estable durante los últimos cuatro años”.

Y como viene haciendo desde que el Consejo de Gobierno diera luz verde al plan ha obviado un detalle clave, dejando incompleta su explicación. El nuevo plan de publicidad pide acreditar una plantilla estable, sí, pero el consejero ha omitido en sesión plenaria que el plan exige también que ha de contarse con un mínimo de 8 trabajadores como requisito añadido, lo que deja fuera a todos los medios digitales y concentra la inversión de la Ciudad en los medios tradicionales de papel, los más beneficiados por el nuevo plan en detrimento de los digitales.

“Un traje a medida”, resumía el diputado no adscrito, advirtiendo que este “sospechoso” plan “deja fuera a los medios más críticos". Lo que tendrá consecuencias, ha advertido: "Van a quedar los medios menos beligerantes, eso está claro”. Un plan diseñado, a juicio de Rodríguez, por un “régimen paralelo que va a acabar siendo muy lesivo para las instituciones democráticas de Ceuta”.

Maniobras que, advierte el diputado no adscrito, “salpicarán al Gobierno” todo por “satisfacer los intereses de sus socios e Gobierno”.

El Gobierno insiste en que su Plan de Publicidad protege al empleo, pero obvia que “deja fuera los medios críticos”