TASA SERVICIOS URBANÍSTICOS

El Gobierno local se pagará a sí mismo un 14% del presupuesto de la obra pública ejecutada con medios propios

El Gobierno local se pagará a sí mismo un 14% del presupuesto de la obra pública ejecutada con medios propios
Vivas, este lunes, ante varios diputados del PP.
Vivas, este lunes, ante varios diputados del PP.  

El Pleno de la Asamblea ha aprobado este lunes con los únicos votos a favor del PP a propuesta de la consejera de Hacienda, Kissy Chandiramani, una modificación de la Ordenanza Fiscal Reguladora de la Tasa sobre la prestación de servicios urbanísticos que ya estaba en vigor para introducir un nuevo artículo sobre tarifas a obra pública ejecutada mediante encomienda de gestión por medios propios de la Administración.

La cuantía que se propone es un 14% del presupuesto de ejecución y el acuerdo permanecerá durante un mes a exposición pública antes de volver al Pleno con el objetivo de que esos medios propios (Tragsa y las empresas municipales, por ejemplo) paguen “lo mismo” que las empresas privadas.

El PSOE, que se ha abstenido, ha criticado el marco normativo fiscal general de la Ciudad y Caballas, que ha votado en contra, ha lamentado que Chandiramani no “explicase” las verdaderas razones de su iniciativa, que pasa por “autoimponernos una tasa que vamos a pagar nosotros mismos”.

“Esto suena a tontería y yo esperaba que ustedes explicasen lo que hay detrás”, ha contextualizado Aróstegui, que ha ligado el tema con la aprobación de un Presupuesto trampeado que ya no da para más. “Ahora, sin ingresos para justificar gastos, hay que inventarse uno para que la noria siga girando”, ha concretado el localista, que calcula que esta operación dará al Gobierno unos cinco millones de euros este año.

El portavoz accidental de Caballas ha alertado de que en el mercado privado este tipo de presuntas triquiñuelas acaba con gestores “en la cárcel” y el MDyC se ha limitado a decir que se abstiene mientras lo estudia todo a fondo.

Para Javier Varga (Ciudadanos) también es un poco raro que “de repente” el Gobierno se haya dado cuenta de que sus encomiendas no pagan este impuesto pero analizará si aprovechará el trámite de alegaciones para formular alguna.

Chandiramani ha llegado a decir que con este paso se “mejora la financiación” de la Ciudad y Aróstegui ha insistido en que es “para nota” decir que el “truco” de pagar y cobrar un tributo va a dejar algún saldo positivo en las arcas municipales. “Nos están metiendo en un déficit crónico con ingresos ficticios que no van a recaudar porque se lo pagan a sí mismos”, ha protestado Aróstegui, “pero mientras tejen redes que dar resultados electorales muy positivos y no quieren renunciar a nada pero ahora aparecen asociaciones, helicópteros, la luna, y hay que subvencionarlos a todo y si no hay ingresos los inventamos”.