RIESGO SOCIAL

Carreira no cree que en Ceuta esté enraizando el racismo y la xenofobia, como sí aprecia Caballas

Carreira no cree que en Ceuta esté enraizando el racismo y la xenofobia, como sí aprecia Caballas
Imagen de la última 'cacerolada' de 'Ceuta Insegura'.
Imagen de la última 'cacerolada' de 'Ceuta Insegura'.  

El PP rechaza de forma "taxativa" una propuesta de la coalición para “impulsar una movilización pedagógica en defensa de los principios y valores democráticos" desde la Asamblea frente a la “apoteosis de la mano dura contra el diferente auspiciada por una masa ciega y enfervorizada que parece haberse desprendido de cualquier consideración ética”.

La coalición Caballas ha elevado este viernes a la segunda sesión del Debate sobre el Estado de la Ciudad una propuesta para intentar comprometer a la Asamblea a “impulsar una movilización pedagógica en defensa de los principios y valores democráticos, y de la Declaración Universal de los Derechos Humanos para combatir con determinación hasta erradicar todo tipo de comportamiento racista o xenófobo”.

Aróstegui ha querido “dejar por un momento a un lado el dinero y los ladrillos” y llevar al Pleno a “hablar de sentimientos, valores y principios que de manera preocupante se están debilitando y devaluando”. Frente al “vendaval de racismo y xenofobia” que corre por Estados Unidos y Europa, el localista ha alertado de que “eso nos está pasando aquí también”.

“También aquí ha habido un rebrote de xenofobia y racismo, una muchedumbre enardecida por las calles diciendo 'más policías, menos inmigrantes, fuera los MENA', algo que no es una gamberrada sino un signo de algo que está pasando: cada vez hay más conductas y conciencias racistas y ello no es un problema menor, sobre todo en una ciudad con una estructura social muy débil”, ha contextualizado el portavoz accidental de Caballas.

La formación localista ha fracasado. El portavoz del PP ha defendido que Ceuta “no es una ciudad que tenga el riesgo” de que arraigue en ella el racismo y ha rechazado de forma “taxativa” la iniciativa de Caballas, ante cuyo representante Emilio Carreira se ha negado a “calificar de rojos a quienes se citan para defender a los inmigrantes o de fachas a quienes lo hacen con otra motivación”. “Todos los ceutíes son solidarios”, ha aseverado el consejero.

Para Caballas, sin embargo, en Ceuta se extá extendiendo “peligrosamente” la idea de que “los problemas que padecemos están provocados por personas consideradas 'extrañas' o 'ajenas' a nuestra sociedad”, tendencia “que debe ser combatida por todos los medios posibles” a juicio de Aróstegui para no dejar enraizar la “apoteosis de la mano dura contra el diferente auspiciada por una masa ciega y enfervorizada que parece haberse desprendido de cualquier consideración ética”.

A juicio de la coalición “este fenómeno, aún en estado incipiente, supone una muy seria amenaza para nuestra ciudad, que no puede resistir una expansión de las conciencias o conductas racistas y xenófobas sin riesgo de desmoronamiento si las instituciones representativas no defendemos de manera activa y beligerante los principios democráticos”.