El Gobierno renueva sendos convenios para la atención a mayores, enfermos psíquicos y teleasistencia


El Gobierno renueva sendos convenios para la atención a mayores, enfermos psíquicos y teleasistencia

- Casi medio centenar de empleos mantiene el acuerdo con la Pía Unión Fraternal de Cristo para atender a dependientes por 712.000 euros al año

- La consejera de Asuntos Sociales impulsa el mantenimiento del pacto con Cruz Blanca para beneficiar a 800 usuarios del servicio de teleasistencia

La Ciudad renovará el convenio con la Pía Unión Fraternal de Cristo para la atención personas mayores dependientes. Al amparo de este convenio, aprobado por el Consejo de Gobierno a propuesta de la Consejería de Presidencia y Gobernación con un presupuesto que asciende a 712.000 euros, trabajan 48 personas.

El acuerdo obliga a la Pía Unión Fraternal de Cristo a prestar la asistencia que requieren los beneficiarios, que suman 54, con un equipo de profesionales integrado por un médico, ocho auxiliares de geriatría, siete auxiliares de clínica, tres ATS o DUE, tres personas para lavandería, quince para la limpieza, tres de mantenimiento, cuatro de cocina, un portero, un encargado y dos destinadas a administración.

Este convenio se enmarca en las competencias que tiene atribuidas la Vicepresidencia Primera de la Mesa de la Asamblea y, dado que no forma parte del Consejo de Gobierno, su propuesta de renovación ha sido elevada a ese órgano por la titular de Presidencia y Gobernación.

Por su parte, la consejera de Asuntos Sociales ha llevado a la reunión de presidente y consejeros el convenio para la teleasistencia, del que se benefician una media de 800 usuarios y que tiene un presupuesto de 142.000 euros, de los que la Ciudad aporta el 35%; y la renovación del convenio que anualmente se renueva con Cruz Blanca para la atención a personas con problemas psíquicos gracias a la concertación de 15 plazas. Esta atención tiene un coste diario por persona de 30 euros.