FIESTAS PATRONALES

El Gobierno renuncia a la Feria por un informe de Sanidad que desaconseja su celebración

El Gobierno renuncia a la Feria por un informe de Sanidad que desaconseja su celebración
Imagen de archivo.
Imagen de archivo.  
El Ejecutivo local, que hace dos semanas sacó a licitación la instalación de las casetas por 70.000 euros, desecha definitivamente la posibilidad de celebrar las Fiestas Patronales sobre el modelo tradicional.

Poco más de dos semanas después de sacar la instalación de las casetas a licitación por 70.000 euros, el Gobierno de Vivas ha renunciado a celebrar la Feria 2020 apelando a "un informe de la Consejería de Sanidad que desaconseja su celebración" en las condiciones que augura para agosto en el marco del combate de la propagación del coronavirus.

Así lo han confirmado fuentes del Ejecutivo local a Ceutaldia.com después de que 'Ceuta Actualidad' adelantase la decisión del Gobierno del PP, que no la ha comunicado a los grupos de la oposición, según han lamentado fuentes de ésta.

El mismo portavoz gubernamental, Alberto Gaitán, aseguró este viernes en declaraciones a los medios que la Administración todavía no había adoptado una decisión firme al respecto y que preveía hacerlo en breve.

Hasta ahora la Ciudad entendía que "el papel de reactivación económica que posee" la Fería hacía "indispensable" adoptar "cuantas medidas sean necesarias para su desarrollo previendo un posible escenario de libre acceso de ciudadanos y cualquier licitación relacionada con este evento resulta de especial interés".

A pesar de haber avanzado a la fase 1 de la desescalada desde el próximo lunes y de anunciar que hasta se peatonalizarán calles para fomentar la extensión de las terrazas hosteleras, la consejería que dirige Carlos Rontomé, con quien este medio ha intentado contactar sin éxito para conocer al detalle las motivaciones de la decisión adoptada, ha abortado la posibilidad de celebrar las Fiestas Patronales como es habitual.

El Gobierno de la Ciudad confía en poder desistir del concurso de las casetas, cuyo plazo de presentación de ofertas terminó el pasado martes, sin ninguna repercusión económica para las arcas municipales.

El Gobierno renuncia a la Feria por un informe de Sanidad que desaconseja su celebración