MARCARÁ "HISTORIA"

El Gobierno de Sánchez recalificará el Brull para empezar "antes de marzo" la obra de una "ciudad escolar"

El Gobierno de Sánchez recalificará el Brull para empezar "antes de marzo" la obra de una "ciudad escolar"
Martínez y Mateos, este jueves, en rueda de prensa.
Martínez y Mateos, este jueves, en rueda de prensa.  

Casi seis años después de empezar el programa operativo de fondos europeos 2014-2020, con el que se financiará (5,8 millones), un lustro perdido, el Gobierno de Pedro Sánchez aprobará "la próxima semana o la siguiente" a más tardar la Orden que declarará la urgencia y el "excepcional interés público" del proyecto para construir un Centro Integrado de Infantil, Primaria, Secundaria y Bachillerato en el Brull, un terreno de la Ciudad que el Ejecutivo de Vivas no ha sido capaz de recalificar de residencial a dotacional.

Ante el riesgo de perder hasta el dinero de la UE, al final el Consejo de Ministros tendrá que hacerlo por las bravas e imponer el cambio apelando a ese "excepcional interés público", cual pantano. El director provincial de Educación, Javier Martínez, y la delegada del Gobierno, Salvadora Mateos, han asegurado que esta vez no va a pasar como con Ángel Gabilondo, que vino a prometer obras y todavía se están esperando, y que "durante el primer trimestre de 2019", si nada se tuerce, comenzarán los trabajos que alumbrarán una verdadera "ciudad escolar", como los comparecientes se han referido a ella, al lado del Campus.

El centro será el primero en el que los niños de Ceuta podrán entrar en Infantil y salir directos, en su caso, a la Universidad con el Bachillerato terminado. Su puesta en funcionamiento, con capacidad para más de mil estudiantes de todos esos niveles, permitirá además dar oxígeno a los CEIP Lope de Vega, donde los niños tienen que hacer turnos hasta para salir al recreo, y Andrés Manjón, así como el IES Luis de Camoens.

El proyecto del Brull, inicialmente concebido solo como instituto y pendiente, por tanto, de retoques, hará "historia" y no solo por su tamaño. El proyecto original preveía 19.500 metros cuadrados de superficie construida con todas las dependencias e instalaciones reglamentarias (aulas, talleres, laboratorios, zona administrativa...)".

Además incorporará "una sala de conferencias que habrá de compartir el uso educativo con el cultural abierto a la comunidad educativa de la ciudad". El proyecto se pensó en tres plantas con un pabellón principal para la zona administrativa y los servicios generales, y dos secundarios, albergando las zonas lectivas. Tanto el gimnasio como la sala de conferencias se situarían en los extremos y con accesos independientes para permitir su uso, incluso con el centro cerrado, en horas no lectivas o fines de semana.

Contaría con pistas polideportivas reglamentarias y con un gran espacio abierto destinado al esparcimiento y relación social entre el alumnado, quedando el mismo interconectado con la zona deportiva a través de un extenso porche cubierto ubicado bajo uno de los pabellones. 

"También vamos a hacer el colegio de Loma Colmenar porque esperamos disponer en breve del suelo del SEPES pero no nos vamos a que dar ahí: tarde o temprano encontraremos espacio para un nuevo IES en el Sardinero y construiremos la Escuela de Arte", ha avanzado Martínez sobre los planes que a corto y medio plazo tiene, en materia de infraestructuras, la Dirección Provincial.

Martínez ha firmado, de hecho, este mismo jueves, una solicitud formal a la Ciudad Autónoma para que le ceda suelo junto al CEIP Andrés Manjón y que el Ministerio pueda levantar ahí un nuevo edificio que dote al colegio de sala de profesores y otros espacios comunes a los que ha tenido que renunciar tras años de crecimiento de la población escolar sin nuevas infraestructuras.