PLENO

Hachuel anuncia por enésima vez la apertura inmediata del aparcamiento anexo al Campus de Pozo Rayo

Hachuel anuncia por enésima vez la apertura inmediata del aparcamiento anexo al Campus de Pozo Rayo
Imagen del futuro aparcamiento de Pozo Rayo.
Imagen del futuro aparcamiento de Pozo Rayo.  

El consejero de Gobernación del Ejecutivo local, Jacob Hachuel, ha explicado este martes en el Pleno que la Consejería de Fomento ha recomendado la instalación de bolardos en las aceras colindantes con el Campus una vez que se acondicione el futuro aparcamiento de Pozo Rayo, que acumula meses de demora y que se abrirá, aunque sea sin asfalto, en breve, algo que ya ha anunciado repetidas veces en la Cámara su homólogo de Fomento, Néstor García.

“Allí tendrán cabida entre 50 y 60 vehículos a menos de un minuto del Campus y consideramos que los padres que van a recoger a sus hijos en el Instituto de Idiomas podrán estacionar allí y no bloquear la circulación en la calle Juana Campoy”, ha adelantado Hachuel, que cree que vetar ahora el aparcamiento sobre las aceras solo “complicaría la situación”, ya que los usuarios “dejarían los automóviles en la misma calle”.

Según el titular de Gobernación “ya hay una señalización vertical que solo permite parada durante cinco minutos para subida y bajada de alumnos y se pondrán también señalización horizontal”.

En su respuesta a la interpelación del PSOE sobre los problemas denunciados por los responsables de las Facultades de Educación y Ciencias de la Salud ha adelantado también que la resolución de los problemas de iluminación detectados se acometerán “en el marco de la actuación general proyectada en materia de alumbrado público para toda la ciudad”.

Hernández ha alertado de que consentir la utilización de aceras como aparcamientos conlleva también la rotura de la solería, por lo que ha reclamado medidas “a corto plazo” para intentar “paliar que situaciones que ojalá no se produzcan como un bloqueo que impida a los servicios de emergencia actuar ante cualquier contingencia”.

Según Hachuel “la única medida inmediata posible sería más presencia policial y más sanciones, lo que generaría malestar e incomprensión, por lo que vamos a apostar por compactar el terreno de Pozo Rayo cuanto antes y, cuando se resuelvan los problemas surgidos para acometer el plan de asfaltado, completar la actuación urbanística”.