GESTIÓN PÚBLICA

Hachuel matiza al Gobierno en redes y tilda de “irracional” municipalizar Trace, al TCu y cientos de ayuntamientos del PP

Hachuel matiza al Gobierno en redes y tilda de “irracional” municipalizar Trace, al TCu y cientos de ayuntamientos del PP
Jacob Hachuel, en su sala de prensa./archivo
Jacob Hachuel, en su sala de prensa./archivo  

El portavoz del Gobierno de Juan Vivas, Jacob Hachuel, dijo el jueves en sala de prensa, tras la reunión del Consejo de Gobierno que respecto a la limpieza viaria y al futuro del servicio “todas las opciones están sobre la mesa”. Y por increíble que pueda parecer para un hablante normalito del castellano -¿qué decir de un portavoz gubernamental?- conviene para lo que sigue aclarar el significado del adjetivo indefinido ‘todo, da’. La Real Academia de la Lengua Española dice esto: “Indica la totalidad de los miembros del conjunto denotado por el sintagma nominal al que modifica. U. con sintagmas nominales definidos en plural”. En base a eso, Ceutaldia.com tituló ayer: “Vivas no descarta ni municipalizar la limpieza viaria para ‘mejorar’ el servicio que está prestando Trace”. Pero como quién ve un fantasma, ante el verbo municipalizar –tan denostado por la derecha en ciertos debates, como si lo público de por sí fuera malo y lo privado bueno- no faltó quién se llevara las manos a la cabeza. Lo hizo el que fuera jefe de prensa de Vivas, Juan Carlos Trujillo, en su muro de Facebook, y el portavoz, no ha dudado en matizarse a sí mismo, acusando al medio de malinterpretarle –según Trujillo con mala intención- y de paso matizar al Gobierno y menospreciar a cientos de Ayuntamientos del PP y al propio Tribunal de Cuentas. Vayamos por partes. Este fue la conversación en la barra de bar moderna entre el ex jefe de prensa y el portavoz actual:

trujillo pantallazo1trujillo pantallazo2

 

Todas ya no son todas. Son todas “las razonables” –no lo dijo en la sala de prensa así- y para Hachuel municipalizar –aún a riesgo de volver a equivocarnos interpretando al portavoz- es “irracional” y eso él y el Gobierno al que representa lo deja “para otros gobiernos”. Debe de referirse, por ejemplo, al Ayuntamiento de León que en 2013, gobernado por el PP, aprobó, con el apoyo del PSOE, la municipalización del servicio de basura y ahorró 8 millones a las arcas del municipio sin que parezca haberse mermado el servicio al ciudadano, más bien al contrario.

 

Pero no sólo León. El PP que ostenta en la actualidad un gran poder autonómico y municipal gobierna en cientos de municipios cuyos servicios de limpieza viaria y recogida de basuras son municipales. En 2011 el 80 por ciento de los estudiados por el Tribunal de Cuentas hacían una gestión directa del servicio. ¿Se refiere el portavoz a que esos Ayuntamientos del PP gobiernan a sus conciudadanos de forma irracional?

Pero hay más. El propio Tribunal de Cuentas dijo en su informe de fiscalización del sector público local –ayuntamientos, como el de Ceuta-, que hizo público a finales de 2013, que “la limpieza viaria privatizada es un 71 por ciento más cara que la pública” (titular del diario de línea editorial cercana al PP, El Mundo).

Y por si acaso, el portavoz lee esto y al llegar aquí tiene la tentación de decir que el se refería al conjunto del servicio que mantiene privatizado el Gobierno de la Ciudad cuyo coste se disparó tras la llegada de Vivas, vía moción de censura a la presidencia, entre acusaciones, hasta del saliente Sampietro, de que se pagaba con “el pelotazo de la basura”, que le cayó a Urbaser, sepa que el Tribunal de Cuentas también dice que es más económica la gestión directa, aproximadamente un 20 por ciento. También está explicado en la noticia enlazada de El Mundo que resume el informe del Tribunal de Cuentas.

No sólo eso. Cabe preguntarse al hilo del adjetivo ‘irracional’ aplicado a la asunción directa de gestión de servicios públicos. Si el portavoz considera igualmente irracional mantener más de una decena de sociedades públicas: Obimasa, Obimace, AMGEVICESA, Hotel Puerta de África, Parque Marítimo del Mediterráneo (con dos cargos de alta dirección), RTVCE, PROCESA, ACEMSA, OAST, Servicios Turísticos, el Instituto Ceutí de Deportes (para el que trabaja el propio Trujillo) o los patronatos o incluso las propias Brigadas Verdes, en funciones de limpieza viaria en el apartado medioambiental y con un coste de más de 3 millones de euros anuales.

Es más, el propio Ministro, Cristóbal Montoro, exigió a las administraciones regionales la pasada legislatura liquidar todas las sociedades públicas que no fueran estructurales. En Ceuta, el Gobierno del PP, no llegó a liquidar o agrupar ninguna.

Los defensores de la gestión directa de servicios como la limpieza viaria y la recogida de basuras o el servicio de bus urbano (los que tradicionalmente en Ceuta han estados sometidos a esta controversia), suelen alegar que la gestión directa ahorra, como poco, el beneficio industrial al que por Ley está obligado cualquier prestatario del servicio. En algunos casos, además, se arguye que desde la gestión pública se puede primar un mejor servicio a la hora de gestionarlo, mientras que en manos privadas la única guía suele ser el beneficio económico de la contrata. Del otro lado, el argumento más recurrente suele ser el que los costes de personal se suelen acabar encareciendo y el rendimiento del personal y la gestión de los bienes de la empresa no suele ser tan efectiva. Aunque esto, también lo desmiente el Tribunal de Cuentas en su informe.