Hamed deja Caballas para "seguir siendo la misma niña de barrio ilusionada con la política"

Hamed deja Caballas para "seguir siendo la misma niña de barrio ilusionada con la política"
Hamed, durante su comparecencia ante los medios de este mediodía.
Hamed, durante su comparecencia ante los medios de este mediodía.  

- La diputada pide pasar a la condición de no adscrita, como Haddu Musa al final de la pasada legislatura, porque no está a gusto en una coalición "alejada cada vez más del proyecto ilusionante de UDCE" y que "nada en falsa euforia"

- La política no se ve "ni mucho menos" ni en el PP ni en el PSOE pero no descarta sumarse a otro proyecto: "No sé dónde estaré mañana o dentro de un año"

- Se queda con el acta porque "me la concedieron los votantes que confiaron en mí"


Fatima Hamed Hossain ha citado este miércoles a los medios a mediodía en la Asamblea para anunciarles lo que ya les había dicho ayer a sus ya ex compañeros de Caballas: que se va pero se queda con el acta como diputada no adscrita, condición a la que había pedido formalmente pasar, como al final de la pasada legislatura Mohamed Haddu Musa de IU, minutos antes.

Hamed, que nunca ha estado del todo cómoda en Caballas y que ya dio que hablar la primera vez que la nueva Corporación tomó sus escaños, cuando se sintió relegada a la segunda fila del Salón de Plenos, deja Caballas "dirigida por mi conciencia" y porque la coalición está "cada vez más alejada del proyecto ilusionante que fue UDCE".

La diputada se queda como electa porque "el acta me lo concedieron los votantes que confiaron en mí" y, aunque es un debate recurrente el de tachar de tránsfuga a quien lo hace en listas cerradas, no la abandonará "hasta que dejen de confiar".

"No quiero defraudar personalmente ni a uno solo de los votantes que mantienen su ilusión y su confianza", ha dicho Hamed, que no entrará en críticas "personales" y que ha avanzado que no descarta ir a los Tribunales si alguien lo hace con ella. "En las últimas elecciones", ha dicho sobre las europeas, "fui como apoderada al colegio de costumbre y noté en quienes antes iban a votar a UDCE palabras y miradas y desencanto y decepción, lejanía y desilusión".

Los resultados de esos comicios han sido para Hamed el último aviso de "desagrado y retirada progresiva de apoyo" que aprecia hacia los de Mohamed Ali en la ciudadanía ceutí.

En contraposición, ella quiere seguir siendo "la misma niña de barrio humilde que sigue viviendo dentro de mí" y, mirando al futuro, poder decirle a sus hijos que en política "siempre intenté ayudar con todas mis fuerzas a quienes en su desesperación veían en mí un rayo de esperanza".

 

"Sin autocrítica interna ni cambios profundos"

Para la diputada, ha dicho, la "dignidad" y la "buena conciencia" son "brújulas infalibles" y "termómetros que dice si los actos son acordes con las intenciones". En Caballas, por lo que ha dicho, ya no daban buenos resultados. "No voy a darle más recorrido público a este tema que dar este paso de hacer pública mi decisión porque ahora toca seguir trabajando por los ciudadanos", ha apuntado.

Hamed no se ve "ni mucho menos" ni en el PP ni el PSOE. En otra formación, en otro proyecto, quizá. "Nadie sabe", ha reconocido, "lo que nos deparará el futuro dentro de un año". "Ayer les dije a mis compañeros que estando tan alejada no podía seguir ahí, siendo un obstáculo, pero tampoco permanecer impasible diciendo que todo va bien y que lo hacemos muy bien, sin autocrítica interna ni cambios profundos", ha completado dejando claro que para ella los demás nadan en "falsa euforia que trata de llenar de vacío la ola de decepción".