Hamed pide integrar las Brigadas Verdes dentro de la propia Ciudad Autónoma


Hamed pide integrar las Brigadas Verdes dentro de la propia Ciudad Autónoma

- La diputada asegura tener constancia de que no fue un día, sino varios, los que se realizaron tareas en una propiedad privada con recursos de las Brigadas Verdes

- La diputada pide al Gobierno local que exija responsabilidades y que cuantifique el valor de los trabajos realizados para pedir su pago a las arcas al responsable

La diputada no adscrita parece estar dispuesta a no soltar ‘la presa’ de las Brigadas Verdes y su participación en trabajos en fincas privadas. Así ha vuelto a la carga con el asunto para reiterar los hechos y añadir un aspecto nuevo: asegura que los trabajos en un domicilio privado se alargaron durante más de un día y realizar una propuesta de calado político, que las Brigadas Verdes se integren en la estructura de la propia administración local.

“El papel de la Ciudad, en este caso el del Gobierno del PP y el de su responsable competente, no es el de mero espectador o firmante pasivo de un convenio, sino que debe velar, fiscalizar y hacerlo cumplir. Este convenio, supone para las arcas municipales 3´2 millones de euros, de los cuales, consultados los servicios de intervención de la ciudad, más de 50.000 euros anuales son para el sueldo del gerente, por lo que es impensable que no se haga una buena gestión de los mismos, ni se exija que se haga. Por ese motivo, considero que la Ciudad debería absorber a los trabajadores de las Brigadas Verdes directamente y no poner a éstos al pie de los caballos ni a la orden de personas que se preocupan más del interés personal que del público. Un buen gobierno no solamente es aquel que presume de serlo, sino aquel que lo demuestra cuando la ciudadanía lo exige y cuando la situación lo requiere”, ha hilvanado Hamed.

Hamed asegura tener constancia de que “fueron varios días los que se dedicaron a las tareas y labores en propiedad privada”. Y si el viernes al destapar el asunto, Hamed cargó única y exclusivamente contra el gerente d ela empresa al que exigió la dimisión, a través de un comunicado ha ido trasladando esa responsabilidad al Gobierno de la Ciudad Autónoma.

Así, pide que “la Ciudad como firmante del Convenio exija inmediatamente, no sin antes depurar responsabilidades en forma de ceses y dimisiones, la valoración y cuantificación económica de los trabajos realizados durante esos días, tanto en medios personales como en medios mecánicos, y sean solicitados a aquel o aquellos responsables por parte del Gobierno de la ciudad”.

“Después de más de 24 horas, el Gobierno da la callada por respuesta y se limita a hacer oídos sordos intentando pasar de puntillas sobre una cuestión tan delicada como es la responsabilidad en el correcto uso de los recursos públicos. El gobierno se limita a decir sin sonrojarse ni avergonzarse que ‘no ha encargado a las Brigadas Verdes ningún trabajo de esta naturaleza’. Con esta maniobra emulando a Pilatos, el Gobierno del PP refuerza la indignación de la ciudadanía, ya que la única respuesta que esperamos es la exigencia de responsabilidades en forma de ceses y dimisiones. Los responsables de esta tropelía no pueden pasear su impunidad ni tampoco encontrar auspicio y falta de firmeza en un Gobierno que destina 3.200.000 euros (más de 530 millones de las antiguas pesetas) a la Federación Provincial de Asociaciones de Vecinos o para que los responsables de las Brigadas Verdes se preocupen del estado de limpieza y adecentamiento de las barriadas y espacios públicos o municipales. Los trabajadores no tienen por qué sufrir la ineptitud de aquellos que actúan olvidando responsabilidades y convirtiendo fondos públicos en cortijos personales. Utilizando la cacicada como lema y el abuso como bandera”, ha analizado Hamed.

Lea también:

- García Castañeda pide un informe a Moreno y Jiménez para ver si es cierta la denuncia de Hamed

- Fatima Hamed pide cesar al gerente de las Brigadas Verdes por enviar un camión a una finca privada

- Los críticos de la FPAV piden a Moreno y Jiménez que se vayan