El jefe superior de Policía tiene "todo el respaldo" del delegado frente a las críticas sindicales


El jefe superior de Policía tiene "todo el respaldo" del delegado frente a las críticas sindicales

- González Pérez asume que hay vehículos patrulla en mal estado pero advierte que lo "lógico" es avisar de cualquier golpe o desperfecto para arreglarlo

- UFP, SUP y CEP denuncian un ambiente "enrarecido" en la Jefatura y "una carencia significativa tanto en efectivos como en medios materiales"

El delegado del Gobierno sigue a partir un piñón con el jefe superior de la Policía Nacional de Ceuta, Alfonso Sánchez Núñez, que ocupa este cargo desde primavera. Así lo ha dejado claro este martes en declaraciones a los medios después de que el domingo pasado los sindicatos UFP, SUP y CEP, que representan a la práctica totalidad de la plantilla, publicasen una misiva reprobando la gestión del comisario.

"Tiene todo mi respaldo en los nuevos métodos que está introduciendo y en la reestructuración que está acometiendo", ha subrayado González Pérez, quien ha apuntado que es cierto que había recursos materiales "en mal estado" pero también que no se había "avisado" del tal circunstancia.

El titular de la institución de la Plaza de los Reyes ha reconocido que había coches de la Policía Nacional circulando por la ciudad en un estado deplorable, "esperpéntico", pero también ha señalado que lo "lógico" es que cuando un vehículo patrulla sufre un golpe "se dé cuenta para advertir al seguro, arreglarlo y que funcione y dé la apariencia que debe".

Las centrales sindicales que representan al "98%" de los efectivos de la Jefatura plasmaron el pasado fin de semana en el diario 'El faro' el "descontento generalizado, cada vez más latente entre los funcionarios del Cuerpo Nacional de Policía".

Entre otros puntos, los sindicatos criticaron que la plantilla "presenta una carencia significativa tanto en efectivos como en medios materiales, con una flota de vehículos con innumerables averías que, en el mejor de los casos, tarda una eternidad en repararse y que presenta un aspecto sucio, descuidado e insalubre, con vehículos que no se lavan desde hace meses, situación ya insostenible".

Existe, además, denunciaron, "un ambiente de trabajo enrarecido e insalubre debido a la gran cantidad de polvo y suciedad acumulada, ambiente nada idóneo para realizar su jornada laboral, porque parece que se han olvidado que el vehículo policial, además de ser una herramienta para el desempeño de sus funciones, es el lugar de trabajo del funcionario de Policía, el lugar donde desarrolla su jornada laboral, que debe estar en perfecto estado".