El Juzgado cita al Gobierno a declarar por las contrataciones ilegales en TRAGSA que denuncia Caballas

Juan Luis Aróstegui y Mohamed Alí salen del juzgado tras interponer la denuncia el pasado mes de julio.

Son las primeras consecuencias de la denuncia presentada por Caballas la primera encomienda de gestión del Gobierno a Tragsa el pasado 31 de julio  ante el Juzgado de Guardia por, explican, “saltarse la ley, tanto el Gobierno como la empresa, obviando  deliberadamente la convocatoria pública de empleo pertinente como establece la normativa”. Una contratación del personal por sorpresa que suscitó una airada polémica con el SEPE al no existir convocatoria pública como exige la ley, por lo que considera que podría haberse incurrido en una prevaricación administrativa.

Según resumía la denuncia, "el indubitado carácter público estatal de la empresa le obliga al cumplimiento de lo establecido en el Estatuto Básico del Empleado Público (EBEP) en materia de recursos humanos", en concreto a darle "publicidad" a sus convocatorias de empleo y a sus bases; "transparencia" e "imparcialidad y profesionalidad de los miembros de los órganos de selección". Y, además, recordaba la coalición, el Convenio Colectivo de Tragsa también estipula que "el personal será contratado previa convocatoria y proceso de selección de acuerdo con los principios de igualdad, mérito y capacidad" estableciendo previamente "el ámbito territorial, los criterios de baremación y los requisitos de los aspirantes".