CARRETERAS

La Ciudad "defenderá" a los vecinos de Benzú y La Almadraba que quedarían fuera de ordenación urbanística

La Ciudad "defenderá" a los vecinos de Benzú y La Almadraba que quedarían fuera de ordenación urbanística
Imagen de recurso.
Imagen de recurso.  

El Gobierno local está elaborando el informe que de manera preceptiva debe confeccionar sobre la propuesta de la Dirección General de Carreteras que impone una línea límite de edificación a 25 metros a ambos lados de la mediana de la N-352 y la N-354. Su toma de posición no tendrá carácter de alegación.


El Gobierno de Ceuta prevé aprovechar el informe que de forma "preceptiva" debe emitir la Administración autonómica sobre el Estudio de Delimitación de Tramo Urbano de la ciudad autónoma aprobado provisionalmente por la Dirección General de Carreteras para "defender los intereses" de los vecinos y propietarios de las zonas afectadas en Benzú y La Almadraba, donde se plantea dejar fuera de ordenación urbanística lo comprendido a 25 metros de la mediana de la N-354 y N-352, respectivamente.

El Ejecutivo dispone de dos meses para presentar su documento, que actualmente se está elaborando y que no tendrá carácter de alegación, plazo que expirará a principios de septiembre (el 7 de julio se publicó el anuncio correspondiente en el BOE).

La Ley de 2015 estipula que el Ministerio de Fomento, "previo informe no vinculante de las comunidades autónomas y entidades locales afectadas a emitir en un plazo no superior a dos meses", puede, por razones "geográficas o socioeconómicas", fijar una línea límite de edificación inferior a la establecida con carácter general, aplicable a determinadas carreteras estatales en zonas o tramos perfectamente delimitados.

El consejero de Fomento se comprometió en julio en el Pleno en su respuesta a una interpelación de Caballas a defender ante el Ministerio a los afectados por la delimitación que puedan quedarse fuera de ordenación en base a un documento imprescindible para poder aprobar el nuevo Plan General de Ordenación Urbana (PGOU).

Casuística "compleja" y excepciones

En una casuística que se describe como “compleja”,  en Benzú se ha afrontado “una reforma interior prevista en la actualidad pero no realizada, ni proyectada ni ejecutada” para la que se ha propuesto “una línea límite de edificación ajustada a los 25 metros que establece la Ley vigente, acorde a un área de planeamiento diferenciado”.

En La Almadraba la Dirección General se ha topado con “un estudio de detalle previsto en la actualidad pero no realizado, ni proyectado ni ejecutado”. Por tanto, se ha propuesto igualmente una línea límite de edificación “ajustada a los 25 metros que establece la Ley de Carreteras vigente”. A la altura de la Urbanización La Colina se ha observado que “parte del ámbito del Estudio de Detalle no coincide con la delimitación de suelo urbano del PGOU de 1992”. Por tanto, “dada la existencia de un instrumento urbanístico aprobado por la Ciudad posterior al PGOU (el Estudio de Detalle)”, se ha planteado una línea límite de edificación ajustada a las alineaciones de fachadas de las edificaciones salvo con una parcela a la que sí se exigen los 25 metros.

Dos casos singulares contemplados en el Estudio son los de la Catedral y las Murallas Reales. En el primer caso, dado que en noviembre de 2008 el Consejo de Gobierno la declaró bien de interés cultural (BIC), con la categoría de monumento y “al tratarse de una construcción que cumple con los requisitos establecidos en la Ley del Patrimonio Histórico Español”, se ha propuesto una línea límite de edificación “ajustada a la alineación de fachada”. Las Murallas ya habían sido declaradas previamente como BIC y en 1994 se redactó su Plan Especial en desarrollo de las previsiones contenidas en el PGOU vigente, en ase al cual se ha planteado ahora “una línea límite de edificación ajustada a la alineación de fachada de las murallas”.