PSOE

Marlaska descarta llevar el Ejército a la valla y dice que la retirada de concertinas empezará “en 2019”

Marlaska descarta llevar el Ejército a la valla y dice que la retirada de concertinas empezará “en 2019”
El ministro en funciones, este jueves, con Hernández, Mateos, Mohamed y Simón.
El ministro en funciones, este jueves, con Hernández, Mateos, Mohamed y Simón.  
El ministro del Interior en funciones repudia el "desconocimiento" y la "xenofobia" de Vox, pide al PP que prometa "gobernando" y defiende sus planes para dotar a la ciudad de una frontera "más segura y menos cruenta". El socialista evita aclarar el futuro de los 153 migrantes que saltaron por Benzú en agosto y elude valorar el tercer sobreseimiento de la causa del 6-F.

El ministro del Interior en funciones y candidato al Congreso del PSOE por Cádiz, Fernando Grande Marlaska, ha enmarcado este jueves en Ceuta la propuesta de Vox de enviar al Ejército a proteger las fronteras de España con Marruecos en el “discurso xenófobo del partido de ultraderecha” y se ha negado a contemplar siquiera tal posibilidad. “Para proteger las fronteras tenemos a la Guardia Civil y a la Policía Nacional, que son nuestras Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, de las más profesionales y eficaces del mundo”, ha valorado.

En declaraciones a los medios durante su visita a la ciudad autónoma, donde pasará por la frontera y protagonizará un mitin, el ministro ha asegurado que “si fuera policía o guardia civil me preocuparía porque el partido de ultraderecha Vox no tiene confianza en ellos”.

“Tenemos unas Fuerzas Armadas de lo mejor que hacen funciones humanitarias y sociales en el extranjero pacificando escenarios de conflicto en el exterior, pero desconocen cuál es el marco normativo”, ha reprochado a los de Santiago Abascal, “y el trasfondo de sus manifestaciones es su discurso xenófobo intentar generar un miedo sin sentido al extranjero y a la interculturalidad”.

Grande Marlaska ha avanzado que las obras de reforma del vallado fronterizo de Ceuta que permitirán retirar los alambres con cuchillas (concertinas) “comenzarán en 2019 y terminarán en 2020”. “Ya hemos empezado a trabajar en la frontera inteligente con un nuevo circuito cerrado de televisión, cámaras térmicas y de reconocimiento facial... Será una frontera más segura y menos cruenta porque la infraestructura actual no cubría sus necesidades de seguridad, como alertó un informe técnico oficial de 2017 que nos encontramos”, ha recordado.

El político socialista ha negado que el Gobierno español haya “esperado” a que Marruecos levantase su propio vallado en paralelo al perímetro de Ceuta y ha insistido en que si esa “obra compleja” no se ha ejecutado ya solo ha sido por los plazos que consume su preparación y licitación.

Con respecto a los 153 indocumentados que, en agosto, protagonizaron el último salto “violento” de la frontera de la ciudad, el ministro ha evitado decir si pidió su readmisión o no a Marruecos, cuya “cooperación efectiva” ha alabado para reducir la presión migratoria. “La semana pasada vimos la primera condena judicial por un salto violento: nosotros combinamos seguridad y humanidad, no disociamos, y ahora hay que seguir los trámites de protección internacional o de residencia, que si se desestiman convierten a una persona en susceptible de expulsión por resolución legal”, ha argumentado.


 

“Las promesas, gobernando”

En relación con el compromiso del PP de enviar 200 policías nacionales y 200 guardias civiles más a Ceuta en cuanto Pablo Casado llegue a La Moncloa, el ministro ha dicho que “esas promesas hay que hacerlas gobernando, con los pies en la tierra y con responsabilidad, porque nosotros hemos hecho en 16 meses mucho más en seguridad que el PP en 7 años”.

“Estamos reconstruyendo lo que destrozaron: redujeron las plantillas de las Fuerzas de Seguridad en 12.000 efectivos y ya hemos recuperado 5.000 , pero crear agentes formados como los que tenemos no se hace en dos días”, ha advertido Grande Marlaska, que también ha eludido valorar el tercer archivo de la causa por la tragedia del Tarajal de 2014. “Es una cuestión judicial y dentro de la separación de poderes debemos estar a lo que se resuelva definitivamente en ese ámbito”, ha dicho.

El candidato también ha remarcado que si las elecciones generales de abril han tenido que repetirse "no ha sido por el PSOE sino por la negativa de la derecha a permitir la formación de un gobierno estable y progresista por el partido que dobló en votos a la segunda fuerza" y porque Unidas Podemos "ayudó al bloqueo negándose por cuarta vez a apoyar a un persidente socialista".

Desde su punto de vista la opción de Pedro Sánchez es "la única posibilidad cierta y real para afrontar los desafíos que tiene españa y para seguir creciendo no solo económicamente, sino también en igualdad y rompiendo brechas sociales para crear un espacio público en el que todos podamos crecer".