Márquez pide cambio para contribuir a la “eficiencia del gasto público, el ahorro y la austeridad”


Márquez pide cambio para contribuir a la “eficiencia del gasto público, el ahorro y la austeridad”

- El PP promete una Ley Orgánica para desarrollar el límite de déficit introducido en verano en la Constitución y reformar las leyes que rigen la financiación de los municipios y las autonomías

Con la voz cascada, por la “factura” de la campaña, que va camino de su ecuador, el candidato Francisco Márquez ha llegado esta tarde de jueves al local de la Asociación de Vecinos de San Daniel desde el despacho de Rodrigo Rato en Madrid para liderar a sus compañeros, Luz Elena Sanín y José Luis Sastre y dar salida al discurso de campaña de los populares este jueves. Y hoy, como casi siempre últimamente, tocaba hablar de economía y más concretamente de financiación y cuentas públicas.

Márquez se ha apoyado en la que está cayendo en el contexto internacional con Italia al borde de la quiebra para defender que “es más necesario que nunca el mensaje de confianza, de esperanza y de necesidad de cambio que quiere transmitir el Partido Popular de cara a la elección que tienen que hacer los ciudadanos el próximo 20 de noviembre. Necesitamos lanzar al mundo un mensaje de que España puede cambiar”, ha reflexionado Márquez.

Y acto seguido ha desgranado parte del Plan de Cambio de su partido. Márquez ha tirado de programa y ha contando las intenciones que tiene el PP para resolver los problemas de financiación de las Administraciones Públicas y como consecuencia de dar solución a eso “generar confianza y seguridad”.

En concreto el candidato popular ha explicado que su partido si gana las elecciones y Rajoy es elegido presidente se plantea aprobar una Ley Orgánica que desarrollé lo establecido en la Constitución al hilo de la reforma del pasado verano que obliga al equilibrio presupuestario de la Administración Pública y al control del déficit. Ley en la que espera que con el trabajo de los populares aparezca reflejada Ceuta y a que su situación salga bien parada de la misma.

Y en paralelo al desarrollo de esa Ley Orgánica, Márquez ha prometido que el PP abordará dos reformas de gran calado para el ámbito de la gestión de las administraciones públicas y que marcarán y modificarán las líneas que rigen el equilibirio y el déficit presupuestario. Dos reformas que “tendrán gran importancia para Ceuta y Melilla”. Y es que según Márquez, en el programa del PP se nombra de forma específica a las dos ciudades autónomas para decir que “se apoyará un sistema de financiación que favorezca a Ceuta y a Melilla” y se prevé recoger en el mismo sus especificidades y singularidades.

Y los tiros van por la reforma de la Ley de Haciendas Locales y de la que rige la financiación de las Comunidades y Ciudades Autónomas. “Ambas nos interesan muchísimo a los ceutíes porque de ambas esperamos conseguir un mejor posicionamiento, una clarificación de nuestro sistema financiero. Y a su vez, esto está íntimamente relacionado con un objetivo claro del Partido Popular si accede al Gobierno de la nación, la delimitación clara de las competencias de cada administración”, ha explicado Márquez.

Para el candidato popular esa delimitación hoy por hoy no está clara, tanto es así, que ha puesto el ejemplo de la Ciudad Autónoma de Ceuta y ha asegurado que “el Gobierno el a Ciudad Autónoma de Ceuta está desarrollando muchas competencias que en sentido estricto legalmente no le corresponden, lo hace por responsabilidad, porque cree que ninguna de las facetas que afectan a la vida diaria de los ciudadanos es algo que se escape de su responsabilidad. Estamos hablando que complementamos las competencias o el ejercicio de las competencias estatales en educación, sanidad y en muchos otros aspectos de la vida diaria de los ciudadanos aún cuando ellos no lo sepan”, ha explicado el candidato popular.

Como consecuencia de esa falta de clarificación en la delimitación y atribución de las competencias entre las administraciones, las cuentas públicas en ocasiones se descuadran. Por ello, Márquez ha defendido esa delimitación como “una condición necesaria para que la eficiencia en el gasto público sea un principio fundamental para que contribuya al ahorro y a la austeridad. Que cada administración haga lo que tenga que hacer, pero para ello es necesario que cuente con los medios suficientes para poder desarrollar sus competencias”, ha aclarado.

Y esas tres iniciativas legislativas prevé el PP hacerlas de forma coordinada. Abordarán a la vez, la Ley Orgánica de Estabilidad Presupuestaria, la reforma de la Ley de Haciendas Locales y la que rige la financiación de las Autonomías. Con el objetivo de establecer “el principio de equilibrio en las cuentas públicas como un principio fundamental derivado de ese mandato Constitucional. Aspectos muy importantes para la Ciudad de Ceuta y la de Melilla a desarrollar en los próximos cuatro años”, ha explicado Márquez.

En definitiva otra herramienta más para salir de la crisis. “Es necesario lanzar ese mensaje de confianza: Se puede cambiar. Podemos volver a tener la confianza de los mercados, pero para ello es necesario un cambio de rumbo; un cambio de Gobierno”, ha resumido Márquez.