PUERTA DE ÁFRICA

MDyC acusa al Gobierno de ocultar la auditoría del hotel público y pregunta si el PP pagó su deuda de 27.000€

MDyC acusa al Gobierno de ocultar la auditoría del hotel público y pregunta si el PP pagó su deuda de 27.000€
Interior del Puerta de África
Interior del Puerta de África  

El Movimiento por la Dignidad y la Ciudadanía de Ceuta (MDyC) ha remitido un comunicado este viernes para exigir de forma pública al Gobierno que convoque las Juntas Generales de la sociedad pública Puerta de África, gestora del hotel de la Gran vía, para aprobar las cuentas correspondientes al año 2016, y al mismo tiempo le ha acusado al Ejecutivo de Vivas de ocultarles la auditoría que se adjudicó el pasado año sobre las cuentas del hotel y se ha preguntado abiertamente si “su Partido Popular ha pagado los 26.807,62 euros que debía”.

La polémica se arrastra desde el pasado ejercicio cuando la salida de Meliá como gestor del hotel hizo aflorar un reclamación de la propia multinacional hotelera a la Ciudad Autónoma por diversos gastos de gestión y salieron a la luz a su vez deudas por un valor de algo más de medio millón de euros (515.481,02 euros) de clientes varios entre los que figuraban sindicatos, partidos políticos, clubes de fútbol, empresas privadas e incluso políticos a título particular y colectivo, como en el caso de la Asamblea de Ceuta. En ese listado de clientes en mora con el hotel apareció también el propio Partido Popular con un montante de 26.807 euros que es al que ha hecho alusión en su comunicado la formación de la oposición.

La formación que aún no ha tenido acceso a la auditoría de las cuentas que prometió el Ejecutivo realizar con una empresa externa, no ha dudado en acusar a los responsables del hotel, focalizando en la figura del actual gerente de la sociedad, Alberto Solano (ex tesorero del Partido Popular de Ceuta) de haber “dejado crecer la cuenta de estos clientes sin exigir su cobro. Las presiones realizadas al personal del hotel provocaron que no se realizaran las acciones pertinentes para cobrar estas cuentas engordando cada año el volumen”.

La formación acusa al Ejecutivo de ocultarles la auditoría sobre las cuentas que prometió a raíz de la salida de Meliá y de la afloración a la luz pública de estas deudas. El partido asegura haber pedido desde el uno de enero de este año dicha auditoría al Gobierno sin éxito.

La auditoría se adjudicó, tal y como recuerda el partido de la oposición, en junio de 2016, contaba con un plazo para su ejecución de dos meses que después se alargaron a otros dos más por la falta de respuesta de los afectados, “pero a día de hoy sigue sin enviarnos los resultados, ni dar cuenta de la misma y los efectos que sobre la sociedad ha tenido”, ha recalcado MDyC.

A esa falta de transparencia, suma el MDyC que la ley “obliga a que las sociedades mercantiles deben presentar las cuentas en los tres meses siguientes al cierre del año, por lo que, una vez más, debemos denunciar el incumplimiento de la Ley que hace el Desgobierno de Vivas”. Y es que la sociedad aún no ha convocado las Juntas Generales para la aprobación y revisión de sus cuentas anuales, a pesar de que la mayoría de sus hermanas, las otras sociedades públicas dependientes de la Ciudad han fijado dicha reunión para el próximo día 10 de mayo.

“El MDyC exige al Desgobierno del Sr. Vivas la inmediata celebración del Consejo de Administración del Hotel Puerta de África, la presentación de las cuentas anuales y sobre todo las explicaciones sobre esas cuentas de clientes sin cobrar y si su Partido Popular ha pagado los 26.807.62€ que debía”, ha reclamado en su comunicado la formación.

Cuando llegue esa hipotética reunión para aprobar las cuentas, la formación además acudirá con el colmillo afilado, dado que sobre esas deudas de clientes sospechan que habrá que “llevarlas a pérdidas” si no se reclaman por la vía legal a sus deduores. Y ante eso, al partido le causa “extrañeza” que “la empresa auditora de las cuentas anuales del año 2015 ni siquiera haya observado el ‘envejecimiento’ de este saldo, o su composición, pues el tener que provisionar como incobrable gran parte del mismo afecta muy gravemente a la ‘imagen fiel’ que dicen auditar y que por lo tanto no estaría reflejada en esas cuentas”.