MDyC asegura que un informe de Intervención pone en duda la “supuesta” deuda con Arasti Barca


MDyC asegura que un informe de Intervención pone en duda la “supuesta” deuda con Arasti Barca

- Piden el cese inmediato de la gerente del Instituto Ceutí de Deportes por "irregularidades" en el reconocimiento de la cantidad adeudada

-Señala que se contemplan cantidades presuntamente abonadas ya y facturas por periodos en los que el Díaz Flor permaneció cerrado

El Movimiento por la Dignidad y la Ciudadanía (MDyC) pide el cese inmediato de la gerente del Instituto Ceutí de Deportes (ICD), Carolina Hurtado de Mendoza, tras corroborar un informe de Intervención al que han tenido acceso las irregularidades que ya denunció la formación en torno al reconocimiento de una “supuesta deuda” con la empresa Arasti Barca, que gestiona los servicios de monitores deportivos en la ciudad. Intervención, según MDyC habría paralizado el expediente para revisar la cantidad exacta que se adeuda.

El pasado día 17 de enero –recuerdan desde MDyC en nota de prensa- solicitaba que se retirara el expediente que el consejero de Deportes, Juventud, Turismo y Fiestas presentaba a la Junta Rectora del Instituto Ceutí de Deportes (ICD) para el reconocimiento extrajudicial de deuda a la empresa Arasti Barca. “El primer problema que exponíamos era la inexistencia de un informe de la Intervención de la Ciudad, imprescindible para acometer cualquier procedimiento administrativo, y más extraño aún que el Consejo de Gobierno apruebe el 15 de enero un acuerdo en el que se reconoce una deuda y unos pagos sin informe de intervención y sin haber sido aprobado por el organismo que lo propone”, explican.

La “supuesta” deuda que el ICD pretendía reconocer a la sociedad mercantil, detallan desde la formación que lidera Fatima Hamed, se divide en 1.404.056,39 euros en facturas que van desde el año 2011 al 2015, el resto (129.130,10 euros) corresponden con los intereses de demora. Una liquidación a la que MDyC pone cuatro pegas: “comprendía deudas desde el año 2011 al 2015 y la Junta Rectora de este organismo, el 20 de enero de 2015 regularizó las deudas entre agosto de 2012 y octubre de 2013, por lo que dudamos que existan facturas de ese periodo”; “en las facturaciones de 2011 sus importes no coinciden con las mensualidades que deberían facturarse”; “porque entre los años 2014 y 2015 existen diferencias cuando realizándose, según el informe técnico, las mismas actuaciones, no pueden variar las cantidades”; y “porque, si en el 2015 la piscina Lorena Miranda del Díaz Flor ha permanecido cerrada durante casi siete meses, no entendemos qué servicios se han facturado durante ese periodo”.

Irregularidades que, según MDyC corrobora el informe de Intervención al que han tenido acceso y en el que se reconoce que existen circunstancias que obligan a depurar el expediente para poder determinar con exactitud la cantidad efectivamente adeudada a Arasti Barca”.

Igualmente, para el MDyC “es inaudito que el concejal del ramo, para presentarse ante el pleno, aduciendo una gestión eficiente, presente al Consejo de Gobierno el fraccionamiento del pago de una deuda que no se había reconocido, ni siquiera supervisado por Intervención”.