ALEGACIONES

El MDyC cree que la nueva Ordenanza no resuelve "el problema de los residuos fecales de las mascotas"

El MDyC cree que la nueva Ordenanza no resuelve "el problema de los residuos fecales de las mascotas"
Imagen de recurso.
Imagen de recurso.  

El Movimiento por la Dignidad y la Ciudadanía (MDyC) ha informado este viernes de que ha presentado alegaciones a la nueva Ordenanza de Limpieza Pública y Gestión de Gesiduos de la Ciudad, que a su juicio "no da solución a dos de los grandes problemas que los ciudadanos llevan tiempo denunciando como son los residuos en los espacios naturales y los residuos fecales en las aceras de los animales domésticos".

La formación localista "no comparte" que la Ordenanza "tenga un excesivo carácter coercitivo, cuando en realidad, el gran número de prohibiciones y obligaciones del ciudadano no vienen acompañados de responsabilidad por parte de la Ciudad para dar solución a dichos problemas".

El MDyC consider que "es necesario añadir obligaciones de la Administración y rebajar el grado de algunas infracciones con el fin de adecuar a la realidad la responsabilidad tanto del ciudadano como de la Ciudad".

El Pleno aprobó a finales de abril el texto de la nueva Ordenanza, que cuando entre en vigor multiplicará según su redacción original el importe de las sanciones por comportamientos incívicos en la vía pública como escupir, orinar, sacudir alfombras a la calle, depositar la basura en los contenedores fuera del horario establecido o no recoger y limpiar los excrementos sólidos y líquidos de las mascotas, actos que quedarían tipificados como infracciones leves o graves sancionables con entre 750,01 y 1.500 euros.

“Depositar los residuos en los contenedores normalizados fuera del horario establecido”, que va desde las 21.00 horas hasta medianoche en primavera y verano y desde las 20.00 en otoño e invierno, pasará a ser considerado infracción grave y no leve, por lo que será sancionable con entre 750 y 1.500 euros. También se incrementan las multas, que hasta ahora no podían pasar de 150 euros, por “la no recogida de los excrementos sólidos de los animales por sus propietarios o acompañantes”, así como por “la no limpieza de la vía pública afectada por el excremento líquido del animal”.

Idénticas sanciones se contemplan por “abandonar muebles, enseres domésticos, trastos viejos, materiales residuales, procedentes de pequeñas reparaciones en los domicilios”; “el abandono de vehículos en la vía pública”; lavar automóviles en la calle o cambiarles aceites y otros líquidos, así como repararlos “salvo actuaciones puntuales de emergencia”; o “depositar residuos no autorizados o distintos en contenedores de recogida selectiva reservados para otros materiales residuales”.