JUNTA DE SEGURIDAD

MDyC propone una frontera inteligente, blindaje del Puerto y más efectivos para atajar la inseguridad

MDyC propone una frontera inteligente, blindaje del Puerto y más efectivos para atajar la inseguridad

Para el Movimiento por la Dignidad y la Ciudadanía (MDyC) no pueden más que considerarse ”decepcionantes” las conclusiones  de la Junta Local de Seguridad de este lunes. “Si la única respuesta de las administraciones es crear grupos de trabajo para que se creen los protocolos de actuación conjunta solo puede hablarse de fracaso”, lamentan.

“El MDyC no entiende que todavía no existan esos protocolos de funcionamiento de esta Junta  tras años de existencia de la misma” se sorprenden y reclaman “primero blindar el puerto para evitar el tránsito por zonas de seguridad de personas no autorizadas; en segundo lugar la instalación de la frontera inteligente, exigencia que venimos reiterando desde que llegamos al Ayuntamiento, y tercero incrementar las fuerzas y cuerpos de seguridad para cubrir las necesidades que Ceuta exige”.

“Las soluciones son las mismas que hace veinte años, lo que está claro es que no ha existido voluntad política para implementarlas, ninguno de los partidos nacionales ha mostrado el mínimo interés por solventar nuestros problemas”, lamentan apuntando además que “las peticiones que realiza el Desgobierno del señor Vivas demuestran el fracaso absoluto de su política de pedigüeño y el abandono absoluto que el Gobierno del Partido Popular de Mariano Rajoy  ha ofrecido a los y las ceutíes”. A lo que hay que añadir, suman desde MDyC, “la nefasta gestión que durante dos décadas ha realizado el imputado ex Presidente de la Autoridad Portuaria quien, entendiendo el Puerto como su cortijo, ha desviado los fondos que deberían haberse invertido en seguridad, en otros menesteres particulares como el mantenimiento de sus residencias o en juguetes que nada aportan”. 

Para el MDyC  el estado actual tanto del puerto como de la frontera “se debe a la nefasta gestión que ha realizado el Partido Popular del problema, ya sea en el puerto, en el ayuntamiento, en la Delegación del Gobierno o en el propio Gobierno Central; en ningún momento se han puesto los medios para blindar la frontera”, acusan comparando con el caso del aeropuerto de El Prat Josep Tarradellas de Barcelona donde “se enviaban policías nacionales y se instalaban más lectores de pasaportes por colas de tres horas en mayo de 2017, en la frontera del Tarajal donde las colas se han  alargado hasta más de doce horas nada han hecho para solventar el problema”.

Por otro lado, el Movimiento por la Dignidad y la Ciudadanía (MDyC) no comprende que después de “casi dos décadas” de ser aprobado por el pleno municipal la regularización de la ocupación de las viviendas de promoción pública por aquellas familias que, sin tener el título jurídico suficiente, sí tienen una serie de condiciones para habitarla, no se haya normalizado su situación. “Tan solo la desidia, la inacción y la incompetencia explican que no se haya procedido a realizar ni un solo expediente para arreglar una situación que en algunos casos alcanzan los treinta años. Una vez más en el Consejo de Administración de ayer de la empresa municipal EMVICESA volvieron a confirmar que nada se ha hecho para solventar esta situación”.

MDyC afirma que “la situación puede solucionarse de una forma sencilla si existe voluntad política, que es lo que el Desgobierno del Sr. Vivas no tiene, pues ni ha puesto los medios económicos, ni técnicos ni personales para afrontar el problema y son bastantes las familias que se encuentran en esta situación, ni ha tenido a lo largo de sus dos décadas de desgobierno la intención de buscar una salida a estos cientos de familias que no pueden acceder a tener legalmente su vivienda porque el Partido Popular se lo impide”.

El MDyC se compromete a agilizar esta regularización, implantando los medios necesarios en el Negociado de Vivienda o en EMVICESA para que se proceda a la ordenación de estas viviendas y se implante un control sobre el Patrimonio Inmobiliario Municipal, necesario para conocer quiénes habitan las viviendas municipales y cuáles son sus derechos, así como si cumplen con sus deberes. “Es incomprensible que el Ayuntamiento desconozca cuál es su Parque de Viviendas y quiénes sus moradores y su situación legal, una posición que atenta contra los intereses de la Ciudad y que debería ser el principal objetivo de cualquier responsable municipal”.