BARRIADAS

El MDyC se suma a la queja vecinal y denuncia “el lamentable estado” del Poblado Regulares

El MDyC se suma a la queja vecinal y denuncia “el lamentable estado” del Poblado Regulares
Fatima Hamed y Yussef Mebroud, diputados de MdyC
Fatima Hamed y Yussef Mebroud, diputados de MdyC  

El Movimiento por la Dignidad y la Ciudadanía (MDyC) ha visitado la zona de Poblado de Regulares para atender a las numerosas quejas que el Presidente de la misma traslada como portavoz de los y las vecinas. “Lo primero que podemos ver es la vaguada, que en un principio iba a ser destinada para un aparcamiento que abarcara, tanto Poblado de Regulares como las barriadas colindantes, convertida en un desagüe para aguas fecales”, denuncian en un comunicado.

En Poblado de Regulares siguen esperando, desde hace más de un año, que se inicien las labores para construir el aparcamiento tan necesario, sobre todo después de que las obras interminables de Narváez Alonso hayan acabado prácticamente con la zona destinada para ello. “Si bien el vecindario estaba conforme con un supuesto proyecto que derivara a la vaguada las aguas pluviales y posteriormente se derivara a la red generala, el MDyC ha podido comprobar cómo sigue siendo un lugar en el cual se depositan escombros, basura y lo último es el vertido tan desagradable que tienen que soportar que más parecen aguas fecales que pluviales, por lo que solicitaremos que se analicen las conexiones que se han realizado”.

Desde el MDyC exigimos que se cumplan con los Planes de Barriadas “y no queden en simples carteles decorativos como hemos debido soportar en el periodo preelectoral como vulgar propaganda del Desgobierno del señor Vivas”.

MDyC denuncia además la ausencia de mantenimiento en el parque y pista deportiva, “pistas de las que  la encargada del ICD dice sentirse orgullosa de su estado, será porque ella ni siquiera las ha visto”.

El MDyC reprocha “al Bipartito del PP y el PSOE” que haga “oídos sordos” a las quejas de las barriadas, “a pesar de contar en esta Legislatura con personal para una dedicación exclusiva a ella nombrados por los dos miembros del Bipartito, están abandonadas, pues toda esa corte debe estar dedicada a preparar las elecciones más que a realizar el trabajo por el que les pagamos  con el presupuesto municipal”.