SE DESMIENTE A SÍ MISMO

El Gobierno de Rajoy, en nivel escopeta nacional con la ampliación de la frontera

El Gobierno de Rajoy, en nivel escopeta nacional con la ampliación de la frontera
Juan Ignacio Zoido, ministro de Interior, durante una comparecencia en el Congreso.
Juan Ignacio Zoido, ministro de Interior, durante una comparecencia en el Congreso.  

Puro Berlanga: "Y ni fueron felices, ni comieron perdices porque allí donde haya ministros un final feliz es imposible". El Gobierno de Rajoy firmó el viernes de la semana pasada una respuesta a la senadora de Podemos Maribel Mora en la que aseguraba que todavía tenía "en fiscalización" el encargo del estudio del anteproyecto para ampliar el Tarajal.

La publicación de tal explicación ha generado este jueves múltiples llamadas entre la Delegación del Gobierno y el Ministerio del Interior que han derivado, a última hora de la tarde, en la difusión a los medios desde la institución de la Plaza de los Reyes de una nota, fechada también en su privera versión el día 22 en Madrid, en la que el Ejecutivo del PP se desmiente a sí mismo y afirma que “está trabajando actualmente en la elaboración de un Estudio de Viabilidad para la ampliación del Puesto Fronterizo de El Tarajal”.

La información suministrada a la oposición debía estar caducada pero igualmente se despachó. Ahora asevera que el Estudio de Viabilidad “fue encargado mediante la correspondiente encomienda de gestión a la empresa pública ISDEFE, formalizada el pasado 15 de mayo" y que "deberá estar concluido dentro del presente año”.

A los pocos minutos del primer envío, la Delegación ha remitido una segunda versión del comunicado oficial con el mismo contenido pero distinta fecha, ahora sí el 28 de septiembre. Hace seis días, el Ejecutivo de Rajoy aseguró a Mora que el encargo de dicho estudio de viabilidad no se había formalizado, sino que solo estaba “en fase de fiscalización”.

El citado trabajo comprende la elaboración de “un programa de necesidades y estudio de alternativas de actuación”; y de “un anteproyecto técnico para la remodelación integral del Puesto Fronterizo que incluya el estudio de implantación de edificaciones y otras infraestructuras y la definición de las actuaciones de edificación y obra civil”. Igualmente prevé un “programa de actuaciones y fases, contemplándose un desarrollo de cada fase, un estudio del impacto en los flujos de tráfico de vehículos y peatones y en el desenvolvimiento de los servicios y una estimación de costes desglosados por fases y proyectos derivados”.

Interior asegura que el estudio “determinará los proyectos concretos a desarrollar” y que en 2018 “se procederá a la redacción de los proyectos de obras que procedan y la posterior contratación de las obras de ejecución de los proyectos”.

El Gobierno central desea que "el inicio real de las obras pueda tener lugar a principios del año 2019" y mientras maquillará el entorno, a poder ser entre enero y octubre del año próximo, cuando "estudia" ponerse con la reordenación de carriles peatonales "con rehabilitación de marquesinas”; la “cubrición de puntos de control tanto de vehículos como de peatones”; y "la limpieza y pintado de la fachada del edificio principal de la aduana y muros colindantes”.

Mientras, la Confederación de Empresarios, CCOO y UGT llevan veinte días esperando alguna respuesta de Cucurull y Vivas a su oferta de diálogo sobre el plan de propuestas de ejecución de medidas "inmediatas" para "paliar" la problemática fronteriza y sus derivadas antes de llegar a un "punto de retorno" para la economía local esperando la prometida ampliación del Tarajal.