BALANCE

La ministra de Hacienda vincula el salario mínimo con plus de residencia a que haya nuevo Gobierno

La ministra de Hacienda vincula el salario mínimo con plus de residencia a que haya nuevo Gobierno
María Jesús Montero.
María Jesús Montero.  

La ministra de Hacienda en funciones, María Jesús Montero, ha apuntado este lunes en Ceuta que la subida del Salario Mínimo Interprofesional a 900 euros de principios de año, mutilada en la ciudad por acuerdo de la Delegación con la patronal para no tener que sumarle el plus de residencia, debería extenderse plenamente también aquí, aunque ha ligado el poder hacerlo con que el Gobierno central deje de estar en funciones.

"Tendremos que corregirlo, lo importante es que el conjunto del territorio español tenga en las políticas de progreso del PSOE la referencia, pero llevamos mucho tiempo en funciones, con competencias limitadas: ojalá cuando esté a pleno rendimiento podamos atender cuestiones como esa", ha dicho.

Antes del mitin en el hotel Puerta de África, Montero se ha reunido con la delegada del Gobierno, Salvadora Mateos, y el resto de responsables de la estructura de la Administración General del Estado. En declaraciones a los medios se ha referido especialmente a las inversiones en Educación o el aumento de las retribuciones a los sanitarios.

"Con los Planes de Empleo que se van poniendo en marcha tenemos que asegurarnos de consolidarlos para ir reduciendo el diferencial de paro que existe entre Ceuta y el resto de España, sobre todo en población joven y femenina", ha referido.

La ministra ha negado que las políticas socialistas hayan contribuido a un “enfriamiento” de la economía española y ha explicado que “el PP sabe perfectamente que la situación económica ha ido a menos desde 2015”. “Entonces teníamos vientos de cola y desde el PSOE siempre hemos dicho que no se hicieron cambios estructurales para tener un tejido productivo más resistente”, ha lamentado la política andaluza, que ha señalado “la economía verde” y “la transición digital” como sus “prioridades de trabajo” a adaptar a cada territorio “en función de si vive de la agricultura, de la pesca o de la industria”.

“Lo que es obvio”, ha hilvanado Montero, “es que no podemos dejar que administren la recuperación económica los que trajeron el sufrimiento con su forma de gestionar la crisis y ahora toca devolverles derechos a los trabajadores y a la clase media, que fueron los que se apretaron el cinturón, con responsabilidad y con rigor presupuestario, pero también subiendo el Salario Mínimo Interprofesional, combatiendo la precariedad y favoreciendo el acceso a la vivienda de los jóvenes”.

Para conseguirlo ha deseado que tras las elecciones generales el Gobierno pueda dejar de estar en funciones con sus capacidades recortadas y ha tildado de “impresentable” pensar en unos terceros comicios de ese tipo. “Nuestro objetivo es conseguir una mayoría suficiente y reforzada para gobernar con acuerdos programáticos con la izquierda y no depender de los independentistas”, ha resumido.