El modo de relación con Caballas divide a Podemos y hace pensar a Basurco en dejar de ser portavoz

El modo de relación con Caballas divide a Podemos y hace pensar a Basurco en dejar de ser portavoz
Basurco, Aróstegui, Faitah y Alí
Basurco, Aróstegui, Faitah y Alí  

- La formación que ya sufrió una pequeña escisión al decidir no concurrir a las autonómicas de 2015, sigue con el mismo debate sin cerrar

- Hay quienes son partidarios de una línea de actuación diferenciada de Caballas y quienes entienden que lo conveniente es mantener una relación más estrecha


Un nuevo episodio de discrepancia interna a punto de tener consecuencias visibles al exterior ha estremecido estos días a la columna vertebral de Podemos y ha retumbado en las redes sociales de la formación en Ceuta. De nuevo, en el origen de las tensiones internas está la relación de amor que mantiene la cúpula y las bases de la formación de Pablo Iglesias en Ceuta con Caballas, sin que Caballas eso sí, haya ni movido ficha ni metido baza, es su existencia y la manera de relacionarse con la formación la que ha provocado el debate en clave interna.

El portavoz de la formación en Ceuta, Julio Basurco, llegó incluso a anunciar a los suyos su inminente salida de la Portavocía de la formación a través de un mensaje de la aplicación de whatsapp en la que participan medio centenar de simpatizantes de la formación:

“Compañer@s, después de pensarlo un par de días, he llegado a la conclusión de que creo que la idea que tengo yo acerca de lo que debe ser Podemos en Ceuta no es mayoritaria. Cada vez son más y más discusiones y cada vez creo coincidir menos con el pensamiento de much@s compañer@s. Por ello le he comunicado a la coordinadora que considero innecesaria la Asamblea que teníamos prevista, en la que los dos modelos se iban a enfrentar. En unos días daré una rueda de prensa para explicar mi renuncia como portavoz de Podemos Ceuta”, recogía el mensaje de Basurco a su grupo.

Ese mensaje se ha filtrado y corre de móvil en móvil de simpatizantes y rivales políticos, después de que con el paso de los días, algunos otros simpatizantes afines a su persona de la formación púrpura le hayan convencido, a Basurco, para repensar su adiós y le hayan reconducido para mantenerlo en la brecha. Pero el daño está hecho, tanto es así, que varios medios de comunicación han requerido explicaciones a Basurco con el mensaje en mano y con detalles sobre la última reunión y discusión entre quienes en el partido abogan por mantener una estrecha línea de colaboración y cuasi integración con Caballas, sería el caso de Basurco, y quienes apuestan por seguir un camino propio y distanciarse de algunas de las políticas de los localistas de Alí y Aróstegui, aún cuando eso suponga quedarse huérfanos de un apoyo en infraestructuras y recursos que sin la coalición más asentada y con mayor experiencia haría incluso difícil desarrollar campañas con cierta dignidad.

Según ha matizado con posterioridad Basurco: "Nadie en Podemos aboga por una integración en Caballas. Ambas opiniones defienden que Podemos debe ser autónoma y tener una identidad propia. La diferencia está en nuestra concepticón de la autonomía y la independencia. Algunos sostenemos que independencia y autonomnía son perfectamente compatibles con una relación de colaboración, compañerismo y clara defensa de principios e ideas comunes. Otros, en cambio, opinan que es necesario tomar mucha más distancia. Ese es el debate".

La discusión interna ha perdido cualquier atisbo de intimidad, el exhibicionismo ha llegado a tal punto, que tras recibir varias llamadas de medios de comunicación a Basurco no le ha quedado más remedio que explicarse. Lo ha hecho además usando su propio perfil en Facebook. Allí este mismo viernes por la mañana ha escrito:

“Debido a que los medios lo van a hacer público, lo cuento por aquí. Hace unos días, tras un tiempo bastante difícil, escribí en un grupo de whatsapp de Podemos Ceuta que pensaba abandonar la Portavocía debido a discrepancias acerca de lo que a nivel local debe ser el partido. Sin embargo, tras reflexionarlo con compañeros, me convencieron para no hacerlo. Tuvimos una reunión y nada, aquí sigo. El caso es que, al parecer, ese mensaje de whatsapp ha sido filtrado y son ya varios los medios que me han llamado para preguntarme. El primero fue RTVCE, que me llamó ayer. Le expliqué el tema. Hoy me han vuelto a llamar del mismo medio para, prácticamente, exigirme unas declaraciones a la cámara. Les he dicho que no y me han contestado que, entonces, anunciarán que me niego a hacer declaraciones. Les he dicho que muy bien, que adelante. Somos nosotros quienes decidimos lo que hacemos público y lo que no. Y si alguien, de manera interesada e inmoral, filtra conversaciones privadas de servidor, soy yo el que decide si comenta algo al respecto o no y la manera y el medio al que se lo comento. Hace un rato me han llamado de Ceuta Actualidad para preguntarme por el tema y les he atendido y respondido amablemente. Lo dicho. Aquí seguimos”, ha comentado Basurco.

Basurco también ha atendido a ceutaldia.com y lo ha hecho de manera cordial y amable, aunque no ha añadido nada más sustancial de lo que ha publicado en su Facebook, más allá de expresar que se siente traicionado con la publicación del mensaje.

Ya hubo una escisión

La estrecha relación que mantiene desde su origen Podemos con Caballas y más concretamente con el ala del Partido Socialista del Pueblo de Ceuta (PSPC) de Juan Luis Aróstegui, no es la primera vez que le pasa factura a la formación de Podemos.

El germen de Podemos en Ceuta fue el Frente Cívico Somos Mayoría, un movimiento social inspirado por Julio Anguita, que recogió el testigo del 15M en toda España y que desde su primer día en Ceuta lideraron Antonio González de la Rubia, ‘Dela’, y Julio Basurco. El Frente Cívico comenzó usando para sus actividades y reuniones la sede del PSPC en la calle Echegaray. Era y sigue siendo habitual que la formación, a través de su rama juvenil, entonces Alternativa 21, cediera su espacio a movimientos con cierta afinidad que necesitaban un local para reunirse o a veces incluso para simplemente echar una partida de rol.

Como fuere aquella cercanía fue creciendo. El Frente Cívico Somos Mayoría dio el paso de apoyar y convertirse en Podemos, a la par que Pablo Iglesias pasaba de ser un tertuliano estrella en medios de izquierdas, derechas y centros a erigirse en fenómeno electoral la noche de las Europeas, cuando Caballas concurrió bajo las siglas de Primavera Europea, con los eco socialistas de Equo, con quien tiene firmado un protocolo de colaboración y que finalmente ha acabado integrado en Podemos. Y se podría decir que tras ese ciclón, Podemos ha ido fagocitando a otros movimientos como Equo o las mareas, menos en Ceuta, donde muchos, incluido el PP, creen que es Caballas quien se está comiendo a Podemos.

Tanto es así, que tras las europeas y con potencial de crecimiento, el círculo de Podemos en Ceuta afrontó quizás la decisión más difícil hasta la fecha: presentarse o no a las autonómicas de 2015 y hacerlo o no a título individual. En una apacible Asamblea celebrada un domingo por la tarde en la plaza de la Constitución la formación votó y decidió no concurrir de forma individual con candidatura propia a aquellos comicios. Aquella decisión dejó predispuesta a la formación a enrolarse en apoyar la campaña de Caballas. Pero supuso también una escisión y algunos militantes que se habían mostrado activos en las Asambleas de Podemos optaron en cambio por hacer campaña con Izquierda Unida e incluso integrarse en sus listas, como el caso de Antonio Nepomuceno.

Aunque, Basurco también ha matizado lo que sucedió entonces, para el portavoz de Podemos, la decisión de concurrir o no a las autonómicas estuvo condicionada por los tiempos, había una decisión estatal que impedía la presentación de la marca Podemos a las elecciones municipales y sólo poco antes de la cita con las urnas se levantó el veto para Ceuta y Melilla al ser consideradas como estructura autonómica y no local, pero "para entonces nosotros no teníamos absolutamente nada preparado. Nepomuceno se fue porque no entendía que él no podía utilizar las siglas de Podemos de manera personal: subir vídeos propios con el logo de Podemos, por ejemplo. En definitiva, nuestra opinión es que quería un protagonismo que en Podemos nunca le dimos y que sí consiguió en IU. Desde entonces, cada declaración pública por su parte ha llevado algún tipo de ataque a nosotros".

En las siguientes citas con las urnas, fue Caballas quien declinó presentarse y volcó toda su capacidad de recursos en apoyar la candidatura de Podemos, con una participación muy activa de los principales líderes de la coalición localista tanto en los actos públicos como en el puerta a puerta.

Pero la discusión interna en Podemos sigue abierta. La formación aún está buscando su ser y mantiene abierta la reflexión entre mantener una estrecha línea de colaboración con Caballas o dar un paso al frente para ser un ente absolutamente independiente con voz propia y capacidad para no compartir algunas de las decisiones de los de Alí y Aróstegui, aunque nadie parezca ser capaz de poner un ejemplo claro de en qué puntos de sus programas y líneas de actuación pueda haber discrepancias de peso. Aún así no son pocos los que con cierta sorna dejan caer en las redes sociales que otra vez Juan Luis Aróstegui divide una formación política a la que no pertenece.

Nota aclaratoria:

Tras la publicación de la primera versión de esta información, cuyo titular resumía "el modo de relación con Caballas" sólo con el nombre de la formación política, no como actor, sino como lo que representa, el partido político en sí, el portavoz de Podemos se ha puesto en contacto con ceutaldia.com para aclarar algunos extremos de la información dejando claro que "es una discusión de Podemos acerca de qué relación tenemos con otro partido". Y que "Caballas no quiebra nada", según Basurco el primer titular implicaba responsabilizarles de algo". Esperamos que ahora quede más claro, dado que nunca fue nuestra intención, como se podía comprobar tanto en los subtítulos como el cuerpo de la noticia, responsabilizar de nada a Caballas, si bien es la postura a adoptar con respecto a esa formación la que mantiene tensionado a Podemos Ceuta.