EURODIPUTADOS DE VISITA

Nart (Cs) cree que la UE debería pagar centros de acogida para los MENA marroquíes "en su país"

Nart (Cs) cree que la UE debería pagar centros de acogida para los MENA marroquíes "en su país"
Nart y Giménez Barbat, con representantes de la Cámara, Confederación y otros agentes sociales.
Nart y Giménez Barbat, con representantes de la Cámara, Confederación y otros agentes sociales.  

El eurodiputado de Ciudadanos (Cs) Javier Nart ha abogado este jueves en Ceuta porque la Unión Europea financie la construcción “en Marruecos” de “centros de acogida y formación” para los menores extranjeros no acompañados (MENA) del país vecino que llegan solos a la ciudad autónoma y al resto de España. “Europa está teniendo respuestas muy sectoriales, muy territoriales, pese a que el problema es general y afecta a nuestra relación estratégica con los países de origen”, ha criticado el parlamentario europeo en declaraciones a los medios partidario de dar más ajustadas a la “responsabilidad efectiva de gestión” que “angelicales”.

Según Nart “son menores que muchas veces sabemos que son abandonados por sus padres en busca de un futuro mejor, no porque no les quieran sino por todo lo contrario, como en Estados Unidos, en busca de una expectativa, pero nosotros no podemos intentar dar una solución que en realidad no es tal”, ha señalado.

“Yo soy de la opinión de que deberíamos crear centros de acogida y formación pagados por la UE en el territorio de origen, en su medio cultural, porque lo que buscan es entrar en territorio europeo y si es exitosa y se mantiene no solucionaremos nunca el problema: hay que acogerlos pero no como ellos pretenden sino en su país y con la colaboración de Marruecos”, ha abundado.

“Profundamente interesado y preocupado” por “el futuro estratégico tanto de Ceuta como de Melilla”, Nart se ha reunido en la Biblioteca Pública junto a la también eurodiputada de la delegación de Ciudadanos en la Eurocámara aunque electa por UPyD María Teresa Giménez Barbat, con representantes de la Cámara de Comercio, la Confederación de Empresarios, sindicatos policiales como el SUP y otros agentes sociales.

Ambos han visitado a primera hora de la mañana la frontera del Tarajal y el doble vallado de 8,2 kiómetros de longitud que separa Ceuta de Marruecos. Por la tarde conocerán el Centro de Estancia Temporal de Inmigrantes (CETI).

Nart ha hecho un “explícito reconocimiento” hacia la “extraordinaria labor” que a su juicio hacen en la frontera la Policía Nacional y la Guardia Civil, donde hacen frente a una realidad “que no se resuelve con declaraciones metafísicas, buenistas y generalmente tan políticamente correctas como falsas”. “Lo que dicen algunos filósofos etéreos desde Madrid suena a música celestial pero, sobre todo, a profunda falsedad”, ha lamentado en relación con la “falta de medios” de los funcionarios para atender “la crónica ceguera que se tiene sobre un problema estratégico que no es de Ceuta ni de España sino de Europa”.

“Generalmente los políticos son como el espíritu santo, que lo saben todo, y yo entiendo que hay que llegar con la humildad suficiente para saber que cuando viene a aprender y conocer hay que escuchar”, ha resumido la vocación de su vista el también abogado, que visitó por primera vez la ciudad autónoma en los años setenta.

Una frontera “tercermundista”, según el SUP

El portavoz nacional del Sindicato Unificado de Policía (SUP), Ramón Cosío, y su secretario general en Ceuta, Esteban Rodríguez, han trasladado a Nart y Giménez Barca su inquietud por la situación de “las dos fronteras terrestres de la UE en África”, en las que “los sucesivos gobiernos de España no han puesto recursos humanos y materiales suficientes”.

“En un nivel de alerta antiterrorista no es asumible estar en la situación en la que estamos en una frontera que no parece la de un país desarrollado en 2018 sino una de hace cincuenta años en el centro de África y que desde luego no tiene nada que ver con las de Gibraltar o Irún”, ha comparado Cosío los pasos “tercermundistas” del Tarajal, en Ceuta, o Farhana, en Melilla, “que parecen no ser de España”.

El SUP calcula que la plantilla de la Jefatura Superior de la ciudad autónoma, que actualmente tiene cubiertas solo tres de cada cuatro plazas, necesitaría disponer de “entre 120 y 130 efectivos más” para poder atender las necesidades “reales” de Ceuta.