VIVIENDA

Ninguno de los actuales inquilinos de las VPO de Serrano Orive para jóvenes cumple con los requisitos originales

Ninguno de los actuales inquilinos de las VPO de Serrano Orive para jóvenes cumple con los requisitos originales
La promoción ha envejecido, como sus inquilinos./archivo
La promoción ha envejecido, como sus inquilinos./archivo  

La promoción de viviendas públicas de Serrano Orive, destinadas al alquiler para jóvenes de menos de 35 años, ha perdido su sentido a la vista de un informe elaborado por Emvicesa y al que ha tenido acceso Ceutaldia.com. El informe recoge puerta por puerta la situación de cada uno de los 45 pisos y el resultado arroja un desastre. Si Emvicesa emprendiera una acción enérgica podría recuperar la totalidad de la promoción para su puesta en el mercado de alquiler para jóvenes de nuevo.

Sólo 8 de los inquilinos actuales tienen menos de 35 años, y con todo es sólo uno de los titulares que sale de la revisión puerta por puerta de la promoción que el Gobierno tiene atascada desde hace años sin saber cómo reorientarla. De esos 8 que sí cumplirían con el requisito de la edad, todos caen en otros requisitos que en su día no les hubieran permitido entrar en el sorteo de las viviendas: o deben parte del alquiler, o tienen deuda con la Hacienda Local o tienen otras viviendas en propiedad.

La vicepresidenta I de la Asamblea se considera "una inquilina más" y no piensa irse de su casa "para dar ejemplo de nada" mientras Emvicesa no inicie un expediente de desahucio contra ella

Los alquileres que en su día eran por 5 años parecen haber derivado en 'eternos' y aunque hay inquilinos de los agraciados con una llave en el sorteo original que se realizó en su día (Francisco Márquez era el responsable de vivienda, año 2007) que han devuelto la llave usando el alquiler ventajoso para lo que era, un trampolín desde el que lograr emanciparse definitivamente, otros parecen echarle morro al asunto atrincherándose en el pisito, a pesar incluso de haber adquirido o heredado viviendas por el camino en el transcurrir de los años. Para hacerse una idea, uno de los últimos contratos firmados en 2010 suponía un pago de 175,56 euros de alquiler mensual por una vivienda de 41 metros cuadrados en el centro de Ceuta; en el mercado libre el precio como poco se triplicaría.

Otros 11 de los actuales inquilinos aparecen con propiedades, ya sean pisos o terrenos, ya sean por herencia o por compra o ya sean directamente otros alquileres en los que, además, han decidido empadronarse

Emvicesa tiene en su mano 8 llaves de los 45 pisos. Y aunque durante la pasada legislatura el asunto ya fue polémico y se prometió que habría bases para re adjudicar las viviendas, el día que la Comisión Local de la Vivienda debió aprobar las mismas la reunión se suspendió sin que se diera un paso más. Aún así, en esos requisitos de adjudicación de esas ocho viviendas tampoco estarían los actuales inquilinos.

Pero más allá de las 8 llaves que ya tiene Emvicesa, algunas voces como la del Movimiento por la Dignidad y la Ciudadanía de Ceuta (MDyC) ya apremian al Gobierno a intervenir de manera decidida para reconducir la promoción a lo que está pensada: facilitar la emancipación de jóvenes menores de 35 años. Lo hará con una propuesta en el próximo Pleno de la Asamblea.

Y es que tras ver la situación inquilino por inquilino, las incompatibilidades con los requisitos originales son notorias. Además de que sólo 8 de los actuales inquilinos están por debajo de esos 35 años que marcan el umbral entre la juventud y la vida adulta, al menos para las ayudas. Los 8 tienen entre 33 y 35 años. Al menos antes de que acabe el año uno ya tendrá 36; y en otro año más, otros 2 pasarán de la edad umbral para jóvenes. Hasta 3 de los actuales inquilinos llegan a los 45 años, tenían 36 cuando firmaron el contrato, pero 35 cuando se realizó el sorteo en el que fueron agraciados.

Otros 11 de los actuales inquilinos aparecen con propiedades, ya sean pisos o terrenos, ya sean por herencia o por compra o ya sean directamente otros alquileres en los que, además, han decidido empadronarse. Al menos 3 de ellos han podido tener acceso a 2 viviendas en propiedad cada uno, hay quien tiene un suelo sin edificar en Trebujena o quien declara en la propia Renta estar de alquiler en otra parte.

Más aún, otro de los requisitos para poder acceder a ayudas públicas es no tener deudas ni con la Hacienda local, ni la estatal ni la Seguridad Social. 12 inquilinos deben dinero a la Administración Local, en total más de 6.000 euros, y aunque los hay con deudas pequeñas, menores de 100 euros (4 de ellos), en otros dos casos pasan de los 1.000 euros y en otros 4 de los 500 euros.

Eso sin contar que en otras 4 viviendas se ha dejado de pagar durante algún tiempo el propio alquiler. En marzo de este mismo año, Ciudadanos denunció públicamente que la deuda de los inquilinos llegaba a los 7.000 euros, en julio roza los 9.000.

Ilustre inquilina, pero “una más”

Y una de las inquilinas de la promoción que ejemplifica a la perfección cómo la promoción ha dejado de cumplir con el objetivo de política pública para jóvenes con el que fue concebida es una ilustre de Ceuta. Se trata de la vicepresidenta primera de la Asamblea, la número 2 del PSOE, Cristina Pérez.

Agraciada en su día por el bombo, fue una de las caras visibles de los vecinos cuando sortearon un primer intento de la Ciudad por vender la promoción en bloque a un promotor privado y hacer caja con el edificio en los tiempos de las vacas flacas aprovechando que los contratos se aproximaban a los 5 años que tenían estipulados. Hoy Cristina Pérez pasa la cuarentena, percibirá por su trabajo en la Asamblea de Ceuta más de 45.000 euros anuales, estaría fuera de cualquier umbral de renta para VPO, y en los últimos años trabajando como asesora del Grupo Parlamentario Socialista doblaba al mileurismo simbólico de los primeros trabajos y los jóvenes.

Para más contradicción en su caso, en el programa electoral con el que concurrió como número 2 a las Elecciones Autonómicas la edad umbral para las “ayudas a la emancipación2” de jóvenes “con niveles salariales bajos” no son ni tan siquiera los 35, el PSOE rebaja la edad a los 30 años.

Su partido lleva en su programa también “el establecimiento de un Plan de ayudas al alquiler para los jóvenes”. Tal vez la primera medida que podría impulsar es la recuperación de una promoción entera de 45 viviendas destinada para eso y que hoy por hoy ha perdido todo su sentido. Esa mediad ayudaría además a cumplir con el segundo punto del programa en materia de vivienda: “Generación de un parque público de viviendas en alquiler”, con la intención de incidir “en el precio de mercado” (punto 3).

Ella lo tiene claro al respecto, se considera “una inquilina más” del bloque y deja muy claro que no tiene intención de entregar la llave e irse de su casa “para dar ejemplo de nada. Si se me ha adjudicado una casa, que no es consecuencia la adjudicación de mi actividad política, y Emvicesa no inicia un expediente de desahucio contra mí no tengo porqué irme”, ha explicado, recalcando que su presencia en Serrano Orive es fruto como la del resto de sus vecinos del azar y de cumplir con los requisitos en su día.

Su bola, recuerda, salió la tercera del bombo y ella ni fue al sorteo porque no creía que le fuera a tocar. Hoy tiene claro que ni va a aprovechar su condición política para influir en ninguna decisión que se pueda tomar sobre las viviendas, ni tampoco hará lo contrario, irse de su casa para dar ejemplo.

“No voy a influir en ninguna decisión. En el tiempo que llevo en política no he ido a Emvicesa nunca para preguntar por la situación de la promoción. El otro día en la reunión previa para tratar la propuesta de MDyC ya me abstuve y cuando se debata en el Pleno me iré haciendo constar que me voy porque tengo intereses particulares sobre el punto a debatir”, ha insistido Cristina Pérez al ser preguntada por la cuestión.