MENORES MARROQUÍES

Los niños migrantes obligan a la Ciudad a exigir al Estado que cumpla con Ceuta

Los niños migrantes obligan a la Ciudad a exigir al Estado que cumpla con Ceuta
Jacob Hachuel, este viernes, durante su rueda de prensa.
Jacob Hachuel, este viernes, durante su rueda de prensa.  

El Gobierno de la Ciudad ha roto este viernes su silencio políticamente correcto y, además de manifestar su "profundo pesar" por el "accidente" que tuvo como consecuencia el fallecimiento de un niño migrante marroquí de 14 años, ha exigido al Estado, o sea, a la Delegación y a los Ministerios, que cumplan. Ese "dramático hecho confirma", ha dicho Jacob Hachuel, "la posición que desde hace tiempo sostiene el Gobierno local de que el problema, por razón de su naturaleza migratoria, debe ser asumido por la Administración General del Estado".

El también consejero de Gobernación ha encadenado este suceso en una un tanto insólita relación de sucesos en la que ha imbricado también, como si fueran cosa parecida o equiparable, los accidentes de tráfico de una familia ceutí en Madrid, el de un policía nacional en la carretera de la frontera, la desaparición de una mujer de Juan XXIII y el hallazgo de un cadáver calcinado en esa misma barriada.

Sea como fuere, los niños en peligro que en algún momento se erigieron en el principal peligro de esta ciudad van a centrar el maratón electoral que se avecina. Tanto así que el presidente de la Ciudad, Juan Vivas, va a solicitar reuniones "de manera urgente" con los ministros de Interior, Fernando Grande-Marlaska; Exteriores, Josep Borrell, y Sanidad, Consumo y Bienestar Social, María Luisa Carcedo, para "abordar de manera monográfica la situación de los menores extranjeros no acompañados".

Para el Gobierno local "es fundamental intensificar los esfuerzos para evitar que los menores marroquíes no acompañados accedan a Ceuta por la frontera, procurar su retorno a Marruecos o su traslado a la península para su mejor atención". Así lo ha reiterado, al término del Consejo de Gobierno, Jacob Hachuel, quien ha considerado que "no hay otra forma de solucionar el problema en Ceuta".

Para el Gobierno de la Ciudad se trata de un problema migratorio que se ve acentuado, en el caso de Ceuta, “por nuestra condición singular de frontera terrestre de Europa en África y porque la Ciudad carece de medios y recursos para dar una respuesta adecuada a esta presión”, ha dicho el consejero, que ha recordado que el Gobierno local, con su presidente a la cabeza, ha advertido en numerosas ocasiones cómo se ha agudizado el problema en los últimos meses, cuando se ha pasado de atender de 150 a 360 menores, “un problema que desborda a Ceuta y que le corresponde al Estado solucionarlo, porque es un problema relacionado exclusivamente con la frontera y que desborda la capacidad de la Administración local y que nos ocupa y preocupa desde hace muchos meses”, ha matizado.

Resulta asombroso que, si tan prioritario resulta el asunto, el portavoz del Ejecutivo ni siquiera sepa que hace meses que Contratación no tramita un contrato para poder sacar de la ciudad a 60 de los niños migrantes que hoy están tutelados en los módulos prefabricados de 'La Esperanza'.

Cojo por su propia incapacidad el Ejecutivo  local considera que el Estado debe afrontar este asunto, normal, "con más medios policiales, tanto en la frontera como en el puerto, para garantizar la seguridad en dicha infraestructura, de interés estratégico, no solo para Ceuta sino para toda España". Por otra parte, ve "imprescindible" la implicación de las autoridades marroquíes !en la atención a sus menores en situación de riesgo!, una consideración que también ha puesto de manifiesto el portavoz, que se ha referido además que todo este planteamiento no es nuevo ni se ha iniciado a raíz del trágico accidente de este jueves, sino que lleva meses gestándose en coordinación con el Gobierno de Melilla. Así lo demuestran no solo las numerosas reuniones mantenidas con el Ejecutivo de Juan José Imbroda sino también la iniciativa legislativa que fue aprobada por el Consejo de Gobierno la semana pasada y que será sometida al Pleno próximamente.

“Que nadie vaya a pensar que la Iniciativa Legislativa es consecuencia de que hemos tenido, desgraciadamente, un muerto”, afirmó el portavoz, “porque ya estaba planteada en el Consejo de Gobierno de la semana pasada y la defenderemos en el Pleno”. Entretanto, mientras las pretendidas reformas legales que se contemplan en la Iniciativa Legislativa se tramitan, “reiteramos nuestra petición de auxilio al Gobierno de la Nación para aumentar los efectivos policiales en la frontera y en el puerto a los efectos antes expresados; para que active todos los mecanismos que estén a su alcance para el retorno de los MENA a Marruecos o su traslado a la península y así disminuir de manera inmediata y drástica la presión existente e insoportable”.

La Ciudad intensificará la presencia de la Policía Local en el entorno portuario, pero insiste en que es necesario que la frontera “no sea tan permeable”. Además el próximo lunes está prevista una reunión entre la Ciudad y la Autoridad Portuaria para tratar el blindaje del puerto, en el que la Ciudad aportará 1,7 millones de euros.

Este viernes el portavoz del Gobierno sí ha verbalizado su exigencia de más efectivos para tener una frontera por la que los menores no entren y salgan como cualquier cosa y también para que el Puerto sea tan vulnerable (a dos muertos se suma un incendio escandaloso en Navidad).  Se ha ahorrado que la Ciudad tenga que asumir casi en solitario, por ser benévolo, la Seguridad Ciudadana cada noche en Ceuta