Partido Popular, contraseña para abrir todas las puertas


Partido Popular, contraseña para abrir todas las puertas

- Contracrónica de la campaña electoral

- La candida popular al Senado, Sanín cuenta como un ciudadano les cerró la puerta y al escuchar que eran del Partido Popular la abrió de nuevo, al tiempo que señala que el único voto útil posible es al PP

Hay unos versos del maldito Kiko Veneno que ilustran bien esta campaña:

“La Coca-Cola

Siempre es igual

Pero yo no,

Yo puedo cambiar”.

Y con ese mensaje del cambio va la caravana de los populares, autobús incluido, recorriendo las calles de toda Ceuta y golpeando todas las puertas con efervescencia.

El jueves le llegó el turno a la zona de San Daniel, La Libertad y Avenida Lisboa. Allí los populares encontraron la misma receptividad en positivo al cambio que en el resto de Ceuta. Al menos así lo explicó la candidata al Senado, Luz Elena Sanín.

“Hemos tenido una receptividad importantísima de parte de toda la ciudadanía Ceuta. En todos los lugares a los que hemos ido a repartir nuestro programa electoral nos han recibido estupendamente”, manifestó sonriente Sanín.

Y eso que a veces el golpear puertas para entregar papeletas y explicar que hace falta un cambio y que España no es una coca cola ni todos los partidos tampoco por más que se parezcan tiene un componente de riesgo. A un político en campaña se le puede confundir con un vendedor de casi cualquier cosa. Da igual lo que sea: la nada, el humo, o el remedio mágico e infalible para todos los males que esté más de moda. En este caso, el cambio, por supuesto, incluye fórmula secreta. Que se lo pregunten a Rajoy.

Pero, hasta para los más desconfiados, incluso los que meten los billetes de cinco euros debajo del colchón por miedo a que los bancos y esta crisis sin piedad se lleve por delante hasta a la Mujer Muerta, hay dos palabras que tranquilizan. ¿Será verdad lo de que Rajoy generará confianza y sacará el país de la crisis? Esas palabras son Partido Popular. Así lo contó Sanín:

“Una anécdota sí. Una persona ayer (por el miércoles) nos cerró la puerta y cuando dijimos somos del Partido Popular inmediatamente la abrió. Basta con decir que somos del PP para creer y tener confianza; para poder aceptar, precisamente, que es necesario ese cambio. Y yo creo que la sociedad en general sabe y está concienciada que el cambio es importante, que el voto útil sólo viene con el voto del PP, y que realmente si queremos cambiar lo que tenemos hoy en España, es decir, esta crisis financiera, económica, institucional, de confianza, de credibilidad y de valores sólo puede ser con la votación al PP”, contó Sanín.

La anécdota refleja como las palabras Partido Popular cambian la imagen de vendedor inmisericorde a Dios Todopoderoso al que le abren la puerta a la voz de “una palabra tuya bastará para sanarme”. Y la palabra es “cambio”, por si no lo había pillado todavía.

La candidata popular no desperdició tampoco su discurso para lanzar la contrapuya del día al PSOE. Si el miércoles Carracao apelaba al voto útil para el PSOE o para la derecha, pero nunca, jamás de los jamases, para Caballas, Luz Elena Sanín fue un puntito más allá en su discurso y a la luz (¡qué bien traído!) de las encuestas que pronostican una mayoría absolutísima, al estilo Juan Vivas, de Mariano Rajoy, alumbró que el único voto útil que hay es para el PP, tampoco para el PSOE.

Ya sabe, si su vida no va como quiere, apele al mantra del PP, abre puertas, y repita: “cambio, cambio, cambio”. Es probable que gane en confianza. Como apostillan en los anuncios: Cada vez más ciudadanos lo recomiendan. Y si no le funciona, entonces es que con usted no funciona esta “brujería política”, como la calificó el candidato de Caballas, Alberto Núñez, en el debate que mantuvo en la SER con la propia Sanín, el candidato de UPyD, Jacob Hachuel y el del PSOE, Aquilino Melgar.

Y sí, los políticos son humanos, la visita a San Daniel también lo evidenció. Márquez después de una semana de campaña tenía la voz rota y Sanín se quejó del cansancio que había supuesto para ella la visita a esa barriada con bloques de hasta seis pisos, la mayoría de ellos sin ascensor.

Por lo demás, se recomienda paciencia, aún quedan ocho días de campaña. Que si a los candidatos les pasa factura, imagínese a la ciudadanía sometida todo el rato a los mensajes de tanto vendedor y a la tensión de no saber si el país quebrará esta tarde o mañana a mediodía sin que sea posible cambio alguno, pelear por lo que se quiere o marcar la diferenciaantes de que la efervescencia de los mercados se lo lleve todo por delante sin más fórmula secreta que la de especulación y la deuda, y es que:

“La Coca-Cola

Siempre es igual

Yo a veces tampoco

Puedo cambiar.

Pinche aquí para escuchar el tema de Kiko Veneno, 'Reir y Llorar'

Partido Popular, contraseña para abrir todas las puertas