Pedro Gordillo y Díez Nieto lanzan un nuevo partido de cara a las municipales


Pedro Gordillo y Díez Nieto lanzan un nuevo partido de cara a las municipales

- El ex viceconsejero de Vivas confirma que Gordillo liderará un nuevo proyecto de corte conservador para concurrir a los comicios de mayo

- El nuevo Partido Independiente de Ceuta se sumaría a la aparición de VOX disputando el voto de derechas al propio PP

Las próximas elecciones municipales comienzan a oler a los viejos tiempos antes de que el Partido Popular capitalizara el apoyo de todo el espectro de votantes de la derecha devorando al Grupo Independiente Liberal tras la moción de censura que colocó a Juan Vivas al frente de la Ciudad Autónoma y fagocitando también vía acuerdo a la Ceuta Unida de Rafael Montero a la que previamente el propio GIL había barrido del mapa electoral.

Acostumbrado a no tener que mirar más que a la izquierda para ver a sus rivales y hacerlo con cierta tranquilidad, al PP de Juan Vivas le va a costar doblar el cuello para mirar al otro lado y encontrarse de pronto con dos formaciones con cierto apoyo popular y que son de su misma cuerda ideológica, aunque algo más escoradas a la derecha, al menos en apariencia.

A Vox, muy activa en las últimas semanas, con movilizaciones ciudadanas como las manifestaciones para exigir un paso elevado en Miramar o recogiendo firmas para desalojar a los Sirios de la plaza de los Reyes se le va a unir en los próximos días otra formación con dos ex cargos públicos del PP al frente. Se trata del Partido Independiente de Ceuta (PIC), que contaría con el liderazgo de Pedro Gordillo y Ángel Javier Díez Nieto de segundo de abordo, según ha confirmado este último a Ceutaldia.com.

Sería el segundo intento de Gordillo por volver a la primera línea política después de su azarosa salida de la vida pública ceutí, de la que este mes se cumplirán 6 años, cuando disputaba el poder al propio Juan Vivas como presidente del PP y Vicepresidente del Gobierno de la Ciudad Autónoma.

Antes, también ayudado por Nieto -aunque dejara de pagar sus cuotas hace tres años- y otros militantes del PP que presumiblemente se embarcaran en el nuevo proyecto, ya intentó el asalto al partido para retomar el mando en el último Congreso Regional del partido, con escaso éxito y poco apoyo entre las filas del PP.

Tras meses en los que arreciaron los rumores que lo situaban capitaneando VOX, finalmente Gordillo y su lugarteniente, Díez Nieto, habrían decidido dar el paso con el registro ante notario el pasado viernes del proyecto de un nuevo partido para competir por el poder en la Ciudad Autónoma de Ceuta, según ha relatado el propio Díez Nieto. Les restaría el trámite de validar esas escrituras de constitución de la formación vía telemática dado que ya no es obligatoria su presentación en la Delegación del Gobierno, tal y como confirman desde la propia Plaza de los Reyes donde no les consta registro alguno de partido.

El ex lider del PP se presentaría, de seguir adelante esta nueva andadura, sin deudas con al Justicia que lo absolvió el pasado marzo por la historia con Sineb Ahmed que le costó la salida abrupta de la política. Y lo haría además apoyado en el entorno de la Asociación Anticorrupción Conciencia Libre que mantiene abierto el denominado Caso Kibesan contra la consejera de Presidencia, Yolanda Bel.

Otras siglas por la izquierda

Si el PP esta vez sí va a tener que disputar la atención de la derecha sin apellido de centro, aunque Díez Nieto se defina como conservador sin querer colgarle esa etiqueta a la nueva formación, no lo va a tener mucho más fácil la coalición localista Caballas.

UDCE está acostumbrada a lidiar con partidos apoyados abiertamente por el PP y su aparato mediático y social como el PDSC para tratar de restarle votos del sector musulmán de la población, y cono o sin ese apoyo es más que previsible que en los próximos comicios sume a esa competencia otras siglas además de las de Tarek Mizzian que podría incluso concurrir en coalición con Izquierda Unida.

Todo el mundo en los corrillos políticos da por hecho que la diputada no adscrita o transfuga, según quien la califique, Fatima Hamed (ex número 2 de Caballas) montará tinglado propio y concurrirá a la cita con las urnas de mayo.

Con la aparición de tanta sigla nueva y con tan renombrados capitanes falta por saber qué harán los recién llegados de Podemos, las siglas más al alza de la política patria. De momento el círculo de Ceuta ha dejado claro que no concurrirá con Caballas –y en principio tampoco tiene intención de presentar candidatura, aunque aún está por ver qué dice el gurú de la formación Pablo Iglesias y su equipo al respecto.

Sin ir más lejos este lunes su portavoz en Ceuta, Julio Basurco, reflexionaba sobre el asunto en su columna en ceutaldia.com y daba por vivo el debate y la reflexión sobre si concurrir o no hacerlo, apoyar o no apoyar a otras siglas.

Similitudes con el final de los 90

La pléyade de siglas emergentes y locales que pueden concurrir a las próximas elecciones no es la única similitud con la Ceuta de finales de los 90 en la que el GIL apareció para barrer el mapa electoral. Hoy como entonces rebrotan los tiroteos asociados al tráfico de drogas y los ajustes de cuentas entre diversas facciones; y hoy como entonces la limpieza se ha erigido junto a la seguridad en un elemento central del debate público con una ciudad que hasta el Gobierno reconoce "insuficientemente" limpiada. El abultado fracaso escolar y el desempleo siguen siendo dos problemas principales a resolver, con datos que no han hecho más que empeorar en los últimos tres lustros sin que ninguna política pensada aquí o en Madrid haya dado frutos al respecto. La falta de infraestructuras básicas en algunas barriadas es otro de los asuntos que sin duda centrarán el debate de aquí a mayo.