La plantilla de Trace no trabajará más de lo que debe por recoger la basura militar, según Carreira


La plantilla de Trace no trabajará más de lo que debe por recoger la basura militar, según Carreira

- El consejero de Medio Ambiente asegura a Caballas que han sido "los técnicos" los que han informado de que hacer el trabajo es una obligación de la Administración, que no está vetado en los pliegos y que los trabajadores pueden entrar en los cuarteles

- La Ciudad cambiará la Ordenanza para darle un tratamiento fiscal "especial" a Defensa y para gravar las bolsas de plástico de un solo uso

El consejero de Medio Ambiente del Gobierno de Ceuta, Emilio Carreira, ha explicado este jueves en el Pleno que los técnicos de la Ciudad han dado la razón al Ministerio de Defensa en que la recogida de sus residuos “es competencia de la Administración local” y que tal trabajo “no está ni contemplado ni no contemplado expresamente en los Pliegos del contrato con Trace”.

“Al pedir más concreción nos han señalado que la tarea debía vincularse al contrato, por lo que pedí a Servicios Tributarios que informase sobre cómo se trataría fiscalmente ese servicio especial que tendrá un tratamiento acorde en la modificación que se planea de la Obimace junto a una penalización de las bolsas de plástico de un solo uso, por ejemplo”, ha ampliado.

“Los técnicos” han sido también los que han atendido la petición de los militares de no sacar los contenedores a la vía pública, entre otras cosas por razones de seguridad, y de que los residuos sean recogidos dentro de los acuartelamientos.

Según Carreira “el letrado de la Ciudad es el que ha dictaminado que no hay impedimento para que los camiones accedan a esos recintos, por lo que ordené a la empresa que cumpla pese a la oposición del Comité de Empresa”. “Si debemos prestar el servicio, el contrato no lo excluye y corresponde recoger la basura dentro yo tengo muy pocas alternativas o ninguna”, ha resumido.

Caballas, que ha interpelado por la situación del conflicto abierto, ha reclamado que se trate a Defensa “como a cualquier otro ciudadano o empresa” y ha pedido a Carreira que deje claro si “el criterio seguido hasta ahora de no obligar a la concesionaria de la limpieza a entrar en recintos privados se va a cambiar, no solo para los militares sino para toda la población”.

Además, Aróstegui ha alertado de que “el planteamiento gubernamental lleva a preguntarnos si habrá que denunciar al comandante general por malversación, ya que hasta ahora se pagaban 31.000 euros en concepto de tasas por un servicio que no se prestaba porque se pagaban 140.000 a una empresa [Limpiasol] para ejecutar la recogida de residuos”. El miembro del Ejecutivo local ha pedido al localista que no saque las cosas de quicio: "Se hizo así por costumbre y llegado un momento se cambió".

“Ningún trabajador va a tener que hacer más horas de otros servicios aparte de los contemplados en sus contratos”, ha dejado claro el consejero en su último turno en el uso de la palabra, en el que ha concretado que la Dirección Facultativa ha diseñado una ruta alternativa para “minimizar el sobrecoste para Trace de la nueva obligación” y ha asegurado que ya se están recogiendo residuos en “69 puntos” de titularidad privada por toda la ciudad.

“Solamente pretendemos prestar un servicio en las mejores condiciones y sin perjuicios para ninguna de las partes pero si en algo podemos afinar más estamos dispuestos a recibir ayuda”, ha terminado con la mano tendida hacia la oposición.

Lea también:

- El Comité de Empresa de Trace convoca movilizaciones por la recogida de basuras en los cuarteles

- La recogida de basuras militares y decenas de miles de euros enfrentan a Ciudad, Trace y plantilla

- El Comité de Empresa de Trace exige la subrogación de los trabajadores de cuarteles