El Pleno acepta el reto de aprobar una Ordenanza contra racistas, homófobos y otros bárbaros


El Pleno acepta el reto de aprobar una Ordenanza contra racistas, homófobos y otros bárbaros

- Una Comisión Informativa se encargará de concretar el contenido y los plazos de la norma que Caballas ha propuesto crear para "establecer las pautas conductuales en el espacio público"

- Ali defiende que la Administración debe dotarse "de los instrumentos precisos para hacer frente a las distintas situaciones y circunstancias que pueden afectar o alterar la convivencia"

El Pleno de la Asamblea ha acordado este lunes a petición de Caballas someter a la consideración de una Comisión Informativa la redacción, en términos de contenido y plazos, de una Ordenanza que sirva para "establecer las pautas conductuales en el espacio público, en evitación de aquellas prácticas individuales o colectivas que atenten contra la dignidad de las personas, así como las prácticas discriminatorias de contenido xenófobo, racista, sexista, homófobo o de cualquier otra condición o circunstancia personal, económica o social, especialmente cuando se dirigen a los colectivos más vulnerables".

Mohamed Ali ha sido el encargado de defender en sede parlamentaria la necesidad de apostar por "el fortalecimiento de la convivencia, en su sentido más amplio y profundo", y de que la Administración local sea "el principal baluarte" para liderar e impulsar "cuantas iniciativas y medidas puedan contribuir a mejorar la convivencia", así como a erradicar las invectivas que se lancen contra ella, siendo Internet y las Redes Sociales un espacio singularmente proclive para ello.

"Es conveniente", ha argumentado Ali, "que el Ayuntamiento se dote de los instrumentos precisos para hacer frente a las distintas situaciones y circunstancias que pueden afectar o alterar la convivencia, propiciando de este modo una respuesta democrática y equilibrada basada en el reconocimiento del derecho de todos a comportarse libremente en los espacios públicos y a ser respetados en su libertad; pero, por otro lado, también, en la necesidad de que todos asumamos determinados deberes de convivencia y respeto a la libertad, dignidad y derechos de los demás".

La futura Ordenanza, que seguiría el modelo de la que propone la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP) para un camino por el que ya transitan Barcelona, Sevilla o Málaga, entre otros capitales, tendrá como objetivo primordial "preservar el espacio público como un lugar de encuentro, convivencia y civismo en el que todas las personas puedan desarrollar en libertad sus actividades de libre circulación, ocio y recreo, con pleno respeto a la dignidad y a los derechos de los demás y a la pluralidad de expresiones y de formas de vida diversas".

Lea también:

- Caballas propondrá redactar una Ordenanza para que el espacio público sea "de encuentro y civismo"