COVID19

El Pleno da el ok inicial al Plan de 70 millones para paliar la crisis en un debate telemático de guante blanco

El Pleno da el ok inicial al Plan de 70 millones para paliar la crisis en un debate telemático de guante blanco
KIssy Chandiramani en un salón de Plenos vacío.
KIssy Chandiramani en un salón de Plenos vacío.  
El Gobierno no recibe ningún voto en contra a sus iniciativas

“Los políticos que tiene este Pleno para dirigir esta ciudad están a la altura de las circunstancias”, ha iniciado la consejera de Economía y Hacienda, Kissy Chandiramani, su última intervención telemática en el debate del Pleno de la Asamblea de este sábado para evidenciar el debate de guante blanco que ha dado el visto bueno inicial al Plan de 70 millones de euros con el que el Gobierno quiere atajar las consecuencias económicas de la crisis sanitaria provocada por la pandemia del COVID19 y que mantiene paralizada la economía local y la del mundo por el confinamiento para frenarlo. “Creo sinceramente que hoy estamos transmitiéndole al conjunto de la ciudadanía de Ceuta un mensaje de responsabilidad, esperanza y ánimo. Me siento orgulloso”, ha cerrado el debate plenario el presidente de la Ciudad, Juan Vivas.

El visto bueno es inicial, ahora se abrirá un periodo de exposición pública de 15 días para presentar alegaciones y con esas alegaciones volverá al Pleno de la Asamblea para recibir su visto bueno definitivo y estudiar la aprobación o no de las alegaciones que se presenten, que ya han anunciado al menos PSOE, MDyC y Caballas.

El plan se ha dividido en 6 puntos que se han debatido de forma conjunta. Ninguna de las propuestas del Gobierno ha recibido votos en contra. Las operaciones financieras que supondrán pedir créditos por valor de 30 millones de euros a corto plazo, otro por 30,8 millones y una refinanciación de deuda a largo plazo por valor de 35,38 millones, lo que supondrá un incremento de la deuda pública cercano al 30 por ciento del presupuesto global de la Ciudad, por valor de 96,1 millones de euros han recibido la aprobación por unanimidad de la Asamblea, sin recibir apenas pegas durante el debate. Igualmente han recibido la unanimidad de la Asamblea la rebaja en las tasas del IPSI, un amplio número de productos y servicios verán reducido su tipo al 0,5 por ciento y la reforma del impuesto que supone equipararlo al IVA para que los importadores declaren y paguen el impuesto sólo por la mercancía vendida y no de manera automática al importarla. Y también la rebaja fiscal que supondrá la bonificación de la tasa del denominado recibo único o la de la ocupación de la vía pública para terrazas y kioskos.

Esos 25 votos a favor se han quedado en 17 en lo concerniente al expediente de modificación de créditos, los 7 diputados del PSOE y el de Caballas, Mohamed Ali, han optado por abstenerse, una posición que es la que había anunciado la portavoz del MDyC, Fátima Hamed, durante su intervención inicial, pero que finalmente se ha materializado en un voto a favor, también de ese expediente de modificación de crédito.

Ese punto, la modificación presupuetaria es en realidad en el que están recogidas las medidas como los 6,3 millones (de los que 2 los aporta el Estado) destinados a ayudas sociales para familias en necesidad, los 10 millones de euros de ayudas autónomos y pymes, los 350.000 euros a compras de material sanitario, los 23 millones de pago de deudas pendientes a proveedores y los 15 millones en obras mediante contratos menores para empresas locales y la moratoria fiscal y bonificaciones que supondrá dejar de ingresar en las arcas públicas 15,5 millones de euros a costa de descargar los costes de autónomos y pymes con medidas como la bonificación del recibo único de agua y basura o de la ocupación de vía pública para kioskos y terrazas, para ese total de 70,1 millones de euros y que se logra en algunos casos sacando del presupuesto gastos o inversiones previstas o recortándolas de manera importante, como es el caso del plan de Inversiones.

El debate ha sido de guante blanco y todos los grupos de la oposición han mostrado su apoyo sin fisuras al plan del Gobierno, con pequeños matices en cada caso.

PSOE

Así por ejemplo, el portavoz socialista, Manuel Hernández ha optado por poner en valor las ayudas ya puestas en marcha para toda la economía nacional y todo el tejido social por el propio Gobierno de la Nación de Pedro Sánchez: “Estas medidas son de carácter complementario a los grandes paquetes de medidas adoptadas por el Gobierno de Pedro Sánchez, con una movilización inicial de 200.000 millones de euros”, ha recordado Hernández.

El PSOE como Caballas y el MDyC ve insuficientes los 6,3 millones de euros destinados a paliar la crisis económica de las familias más necesitadas y preferiría que los 10 millones de ayudas a autónomos y pymes se articularan por fases, 5 millones en una inicial y 5 millones en una segunda fase si fueran necesarios.

“Las medidas sociales están recogidas en 6 líneas de las 7 páginas del documento original que fue trasladado a los grupos de la Asamblea y suponen sólo el 9 por ciento del total del montante a movilizar, esos 70 millones de euros. Nos preocupa que los 6,3 millones de euros no vengan recogidos de forma más concreta y sea un totum revolutum. Echamos en falta un desglose pormenorizado de esos fondos y su destino final”.

El socialista ha optado por recordar sus propuestas en materia social, que ya remitió por escrito al presidente Vivas el pasado 1 de abril y de las que ninguna ha sido recogida en el plan del Gobierno: refuerzo del personal de servicios sociales para resolución urgente de los expedientes atrasados del Ingreso Mínimo de Inserción Social (IMIS), pagar con urgencia las becas universitarias, incrementar la partida para alimentos, medicamentos y materiales de primera necesidad en colectivos desfavorecidos o la creación de un SAMUR social, entre otras. O la necesidad de que la Ciudad se involucre en lograr moratorias en los pagos de alquileres e hipotecas o control de los precios en algunos productos básicos que se han visto incrementados.

El PSOE quieren que las inversiones de ese nuevo plan de obras por valor de 15 millones vayan destinadas a cubrir urgencias y carencias de infraestructuras en los barrios, algo que ha dejado entrever Chandiramani en su réplica que será así.

Y Hernández ha subrayado que espera que el plan no enmascare una negligente gestión de los pagos a proveedores, que ahora se van agilizar para cubrir los 23 millones de euros que figuraban en el apartado del debe de las finanzas municipales.

Los socialistas han pedido a su vez que las bonificaciones del recibo único se articulen con discriminación positiva al entender que hay empresas que sí están facturando tanto o más que antes de la crisis y deberían aportar a las arcas públicas y no beneficiarse de una rebaja general de los impuestos.

En una línea parecida, el PSOE, que ha apoyado la rebaja de tasas del IPSI ha mostrado su posición de que la misma debería consultarse al Gobierno de la nación habida cuenta que finalmente son las arcas estatales las que cubren mediante compensación la posible pérdida recaudatoria que suponga esa rebaja. El PSOE será de los partidos que presenten alegaciones a la reordenación de las partidas del presupuesto y por eso se ha abstenido en el último punto del orden del día.

VOX

VOX ha apoyado sin fisuras el plan del Gobierno. Su portavoz, Carlos Verdejo, también ha mantenido un tono mucho más sosegado y conciliador del que habitualmente usa en los Plenos: “No hay nada más importante que la salud. Cuando toda esta tormenta pase no habrá nada que celebrar. Invito a reflexionar a todos si estamos haciendo todo lo posible como representantes públicos para ayudar a superar esta crisis”, ha comenzado Verdejo su intervención.

 Si bien no ha dejado pasar la ocasión para lanzar críticas a la izquierda, concretamente al Gobierno de la Nación sin profundizar apenas en ellas: “Dejando de un lado lo que consideramos hasta negligente del Gobierno de Sánchez, nos toca decidir sobre esto”, ha manifestado. Y eso es “un plan de inversiones de alto calado para complementar a las del Gobierno de la Nación”.

VOX se ha congratulado de la rebaja en el recibo único: “Ha tenido que llegar una crisis total para que el Gobierno baje el recibo único del agua, medida que defendimos en nuestro programa electoral”, y ha lanzado que dado el bajo coste que supondrá la bonificación a aplicar cabría plantearse incrementarla. En una postura que ha repetido con la tasa por ocupación de la vía pública para terrazas y kioskos.

“La reducción del IPSI es además de una necesidad, un acierto y así se lo reconocemos al Gobierno”, ha manifestado Verdejo que considera que la medida contribuirá a bajar el precio de productos para celiacos, la cultura o las gafas. Igualmente necesaria, más allá de la crisis sanitaria, considera VOX la reforma del IPSI.

En las ayudas a empresas, Verdejo ha señalado: “No olvidemos que la mejor política social es la creación de empleo”, un lugar común de las políticas neoliberales. Y lo ha hecho para refrendar la apuesta por esta línea sin volcarse más en las ayudas sociales, lo que supondría “pecar de impulsivos”. La postura de su partido se ha visto claro cuando al revés que el resto de la oposición ha considerado escasas las ayudas para pymes, proponiendo estudiar si se podría ampliar a empresas con menos de 15 trabajadores, en lugar del límite de 10 actual y una facturación inferior a los 2,5 millones en lugar de los 2 millones del límite actual, al tiempo que proponía revisar la política de ayudas a familias con hijos comedores escolares, aduciendo que en verano bajan sus usuarios un 50 por ciento.

Verdejo si ha lanzado un dardo más afilado al Gobierno de la Nación, calificando de “negligente” a la delegada del Gobierno por la gestión de Ingesa que cree que no ha garantizado el material sanitario suficiente, razón por la que hace falta poner 350.000 euros para ese fin: “Ingesa es competencia del Gobierno de la Nación y es negligente la delegada que tenemos, que es la que debería garantizar que nuestros sanitarios estén en las mejores condiciones. Poco se puede esperar de un Gobierno que riega con 15 millones de euros a los medios afines y dejan sin EPIs a los sanitarios. Resulta vergonzoso”, ha manifestado obviando que esos 350.000 euros que destinará la Ciudad Autónoma a comprar material sanitario los pone en realidad el Ministerio de Sanidad y que los 15 millones a los que se refiere son en realidad compensaciones para todas las televisiones que emiten en TDT (13 tv también) por el sobrecoste que conllevará el incremento de la cobertura al que las ha obligado el Ejecutivo.

Muchas de las partidas que van a ser modificadas a la baja en el expediente de modificación de créditos se corresponden con propuestas de VOX incluidas en el presupuesto para lograr su apoyo al mismo: la reforma de la capilla de la Virgen del Carmen, el material para los bomberos, la galería de tiro o la remodelación de la Iglesia de la Virgen de África. Chandiramani le ha aclarado que no se suprimen, sólo se recortan levemente dado que por su naturelaza se trataba de contratos mayores que el Estado de Alarma ha dejado en suspenso y que el Gobierno espera poder recuperar cuando se levante el mismo durante el segundo semestre.

MDyC

La portavoz del Movimiento por la Dignidad y la Ciudadanía de Ceuta, Fatima Hamed, también se ha mostrado mucho más conciliadora y constructiva que en otras sesiones: “Aquí la prioridad no es otra que Ceuta en su conjunto y salir adelante todos juntos, a la vez, y sin que nadie se quede atrás”, ha manifestado.

En esa línea ha insistido en las propuestas que ya había venido trasladando al Ejecutivo durante las semanas previas como la de no pasar los recibos de agua o no cobrar los alquileres a los inquilinos de la ciudad. Aunque el Gobierno ha tenido gestos en ese sentido, como le ha replicado Chandiramani, Hamed le ha aclarado que no es lo mismo no cortar los suministros o iniciar reclamaciones, que el mero hecho de pasar el recibo ya merma a muchas familias una reducida capacidad económica.

Hamed ha insistido en la prórroga automática del IMIS o las coberturas por alojamiento alternativo dada la situación de emergencia social y que sea a posteriori cuando se reclame  toda la documentación necesaria.

Ha apoyado sin fisuras el plan para pymes y autónomos. “Siempre los hemos defendido y los defenderemos porque contribuyen a la economía local y a crear puestos de trabajo”.

Y en líneas generales generales ha reclamado al Gobierno “mucho más diálogo y mucho más consenso” . Ha reclamado al Ejecutivo que actúe ya habilitando el hotel municipal para acoger a personas que han de aislarse y no pueden hacerlo en sus hogares con las garantías suficientes para no contagiar a sus familiares o al propio personal sanitario como han reclamado los sindicatos sanitarios y el propio Colegio de Médicos. En ese sentido Chandiramani le ha aclarado que el hotel está a disposición de Ingesa que es el que decidirá cómo y cuándo usarlo.

Más dudas le ha ofrecido a Hamed las operaciones crediticias: “Tenemos dudas sobre solicitar 30 millones de euros a corto plazo basándose en unos ingresos que no van a existir. De hecho el interventor no afirma con rotundidad, como sí hace en otros puntos, si aprueba o no la operación”, ha explicado Hamed.

Hamed también ha cuestionado la idoneidad de retirar los 100.000 euros a los bomberos para compras de material que es necesario para su labor. Su grupo presentará alegaciones al expediente de modificación de créditos.

Caballas

El portavoz de Caballas, Mohamed Ali, ha comenzado por reconocer que el contacto con el Gobierno Local y con la Delegación del Gobierno está siendo especialmente fluido estas semanas, en una manera de hacer política que espera que se quede cuando pase la pandemia: “Hay interlocución, con errores y aceritos, pero a mí me parece que esta forma de trabajar es positiva para nuestra ciudad, siempre desde la lealtad, permitiendo el debate y asumiendo que puede haber discrepancias”, ha apuntado Ali.

Caballas ha apoyado todos los puntos del Gobierno salvo el expediente de modificación de crédito en el que se ha abstenido con la intención de presentar alegaciones.

En la misma línea de PSOE y MDyC, Caballas ve “insuficiente y falto de concreción” el aparatado del plan destinado a ayudas sociales, los 6,3 millones de euros. “Ceuta ya antes de la crisis fronteriza y el del COVID presentaba parámetros de pobreza y paro que invitaban claramente a incrementar de forma importante los esfuerzos sociales para atender las necesidades de la población. Si a eso le añadimos que hay partidas indisponibles con arreglo a los famosos 7,2 millones de euros consideramos que el fondo social está muy mal enfocado y que no va a servir para atender la emergencia social que tiene Ceuta”.

Caballas también apoya las ayudas a autónomos y pymes, pero al igual que el PSOE ha pedido que se afinen para no “desvirtuar las ayudas” y evitar se beneficien de las ayudas “empresas que han visto multiplicado su volumen de negocio” como ya sucede con las impulsadas por el Gobierno de la Nación. De hecho Ali ha anunciado que presentará una alegación sobre la bonificación del recibo único: “Si queremos ayudar a las pequeñas y medianas empresas y no a las grandes superficies que en esta crisis han aumentado su actividad, habrá que hacerlo poniendo límites a través de la facturación”, ha avisado el de Caballas.

Ali ha alertado que la modificación de partidas presupuestarias está supeditada a la aprobación y concesión por parte de la banca de los créditos, algo que todavía no se ha producido. “Tienen todo nuestro apoyo, pero el plan está sujeto, depende de una incertidumbre”, ha alertado Ali.

Además el portavoz de Caballas ha avisado al Gobierno de que la caída prevista en los ingresos según la información recabada de Servicios Tributarios alcanzará los 14 millones de euros, algo que cree que no está recogido con exactitud en los expedientes económicos que ha montado el Gobierno. Aunque con posterioridad Chandiramani le ha aclarado que sí está contemplada esa caída recaudatoria.

Y sobre los préstamos que Caballas ha votado a favor, Ali ha señalado “es el tercer año consecutivo que pedimos préstamos para inversiones y luego realmente no se ejecutan. Yo espero que esta vez sea la excepción y verdaderamente se gaste para lo que se pide. Ese principio de caja única que tienen está sirviendo para pagar gastos ordinarios con préstamos y esa no es la idea”, ha criticado al Ejecutivo Ali.

Ali ha manifestado su predisposición a apoyar todo el plan en su conjunto para aliviar a familias y empresas y autónomos, pero ha reconocido que a pesar de haberlo intentando mediante la negociación con el Gobierno, de momento no ha sido posible.

El Pleno da el ok inicial al Plan de 70 millones para paliar la crisis en un debate telemático de guante blanco