28-A

El PP aboga por primar la "libre elección" de las familias en la escolarización y el PSOE lo ve elitista

El PP aboga por primar la "libre elección" de las familias en la escolarización y el PSOE lo ve elitista
Imagen de recurso.
Imagen de recurso.  

El PP quiere implantar en toda España y, por supuesto, también en Ceuta, las políticas de "libre elección" de centro educativo que Esperanza Aguirre desarrolló en Madrid en 2013 al permitir a las familias elegir el colegio público o concertado preferido sin límites espaciales eliminando las áreas de escolarización que se siguen utilizando (con zonas de influencia) en la ciudad autónoma, aunque en los últimos años solo en algunos colegios concertados (ya no en todos) y algunos públicos se registran más solicitudes que plazas disponibles se ofertan, con lo que el 80% de los progenitores escolarizan a sus pequeños en su primera opción.

El PSOE discrepa de cualquier medida que atente contra "la igualdad de oportunidades", como a su juicio haría esta planteada este llunes en Juan Carlos por el candidato del PP al Congreso, Guillermo Martínez, tras reunirse con la Federación de Asociaciones de Madres y Padres de Alumnos (FAMPA) de Ceuta.

Allí no solo ha asegurado que su partido hace suya la necesidad de un Pacto de Estado que dé "estabilidad legislativa" de una vez por todas al mundo de la Educación. El PP también se compromete a construir "un instituto de Secundaria y dos centros de Primaria" en Ceuta si tiene las riendas del Ministerio tras las elecciones generales del próximo 28 de abril, aunque "el punto número 1 de nuestro programa educativo", ha concretado Martínez, "es la libertad de elección de centro, que los padres puedan elegir la Educación de sus hijos".

A pesar de ocupar esa posición preeminente, el PP no tiene claro cómo se implementaría en la realidad su iniciativa, que en Madrid pasó por, frente a la proximidad del domicilio familiar o el lugar de trabajo, dar más peso a tener hermanos en el centro o que familiares hubiesen sido antiguos alumnos.

"Obviamente esto está condicionado a la capacidad de los centros, no podríamos desvirtuar la logística actual y poner doce líneas en un colegio y dejar otro con cinco estudiantes: se trata de procurar que exista la libre elección dentro de lo razonable, del número de aulas disponible, e intentar enfocar la política de construcción de nuevos centros para cubrir esa legítima aspiración", ha contextualizado Martínez, que a corto plazo sí ve factible "modificar los criterios de admisión para que la prioridad no sea la cercanía de residencia o trabajo sino la preferencia de los padres, que a lo mejor no quieren tener a sus hijos en el centro de al lado de su casa".

El candidato socialista al Congreso, José Simón, ha recordado que el PP ha protagonizado "el mayor recorte en Sanidad y Educación Pública de la historia" y ha dejado claro que a los socialistas no les van a encontrar en "teorías que van a aumentar la desigualdad y a atentar contra la igualdad de oportunidades".

"Hay que apostar por el modelo público y ese tipo de declaraciones, como las que piden que el Bachillerato sea concertado también, gira en torno a su desmantelamiento: supongo que cogen el estandarte solo de lo privado será para satisfacer a algunos de quienes considera sus votantes", ha criticado.