PLENO

El PP avala de nuevo a Vox y apoya la censura parental “por una cuestión ideológica”

El PP avala de nuevo a Vox y apoya la censura parental “por una cuestión ideológica”
Juan Redondo
Juan Redondo  

El Partido Popular de Ceuta ha completado este último miércoles de enero su giro hacia los postulados de Vox. Tras sumarse a sus teorías negacionistas de la violencia de género, el Gobierno de Vivas ha apoyado en sesión plenaria la propuesta de implantar la censura parental a a materias educativas con contenido ético, sexual o religioso que disgustan a la formación ultraconservadora, desde el “feminazismo” a la diversidad sexual o la inmigración. Un apoyo que  el PP ofrece consciente de que Ceuta carece de competencias en políticas educativas y pese a reconocer que no ha habido queja alguna en Ceuta, como tampoco las hubo en Murcia que ya lo aprobó y pese a admitir que la voz de los padres ya está representada en las consejos escolares.

Para el portavoz del PP, Carlos Rontomé, no se trata de la censura parental que propone VOX, sino de una cuestión ideológica. “Son dos visiones de la educación”, teorizaba Rontomé, trazando la línea entre ambas: “Una visión en la que prima la libertad del individuo y de los padres para elegir la educación de sus hijos y que se corresponde con políticas liberales y aquella visión que entiende que por encima de las preferencias de los individuos está el Estado (…) Una visión que entiende la educación como un proceso de resocialización o borrado de lo aprendido en la familia; la escuela sirve para eso, para tener puntos comunes y el Estado tiene una función, la diferencia está en el peso que tiene el Estado en la educación”.

Y es por ideología, explicaba Rontomé, que el PP da su apoyo a una medida sin recorrido ya que la Ciudad Autónoma carece de competencias en Educación y pese a que ya el director provincial avisó que “se podían ahorrar el pleno”. La razón de su postura, alega, la tiene la ministra de Educación y portavoz del Gobierno de Sánchez,. Isabel Celaá, cuando afirmó que “de ninguna manera los hijos son propiedad de los padres”. Para Rontomé  el Gobierno teme que esta medida  “trate de limitar la implantación de la ideología de género”, lo que el portavoz popular deduce de la sola presencia de la ministra de Igualdad, Irene Montero, en aquella comparencia en la que el Gobierno anunció de que tomaría medidas contra la implantación del veto parental en Murcia. 

“Vamos apoyar esta propuesta a pesar de no tener conocimiento de quejas y de que existen consejos escolares y quiero recalcar que no tiene que ver con los docentes, no ponemos en duda a los docentes, que cumplen una tarea encomiable, tiene que ver con las políticas de educación”, resumió el portavoz del Gobierno en una explicación final a medio camino entre el argumento y la disculpa.

El Gobierno se alineaba así con las tesis de Vox, cuyo portavoz las había desgranado minutos antes en un largo listado de fobias y bulos, alertando sobre el adoctrinamiento de los peligros que acechan en la escuela a los niños, "muy influenciarles". Peligros como el “feminazismo”, “juegos eróticos para niños de tres años que presuntamente se han desarrollado en Navarra”, supuesto material didáctico a modo de manual de masturbación  o escandalosas apologías sobre “niñas con pene y niños con vulva”. Ejemplos de adoctrinamiento que, asegura, también se han dado en Ceuta con las charlas sobre violencia de género de las Mujeres Progresistas de María Miaja o hasta con la presencia de “personas del CETI” en centros educativos de la mano de oenegés “de inmigrantes ilegales”. “Cosas a las que se está dando carácter de normalidad”, se escandalizaba el portavoz de Vox, Carlos Verdejo. “Se está fomentando que se salte la valla”, aseguraba impasible.

PP y Vox, como en el caso de la violencia de género, se encontraron con toda la oposición en bloque, los dos diputados no adscritos recién salidos de Vox entre ellos. Desde el PSOE, que recordó reiteradamente que Ceuta carece de competencias, recordó que "los vetos y censuras son absolutamente incompatibles con el desarrollo de la autonomía e independencia de juicio de los menores”.

“Para ser usted tan joven es muy retrógrado”, ironizó la portavoz de MDyC, Fatima Hamed. “Solo quieren liarla, buscan protagonismo a costa de lo que sea y salir en la prensa, les da igual los intereses de los ceutíes”. Para Hamed, “echan de menos los tiempos del dictador”. “Quieren volver a la formación del espíritu nacional, todos con el mismo pensamiento, pero esta sociedad es muy diversa y hay que respetar al que piensa diferente, quieren imponer su visión de la sociedad, un oscurantismo que no compartimos ni queremos que se explique en nuestro sistema educativo”, razonó la portavoz localista, añadiendo que “además los padres y madres ya dan su autorización, no hace falta impedirlo”.

Para Mohamed Alí lo que subyace es un ataque a la educación pública, “un instrumento que sirve para formar hombres y mujeres con pensamiento crítico y, claro, como que ustedes no comulgan con el pensamiento crítico, ustedes son más del adoctrinamiento”.”Desgraciadamente, en la deriva en la que ha caído el PP, va a avalar un ataque frontal a la escuela pública”, lamentó el localista.