PLENO

El PP rechaza fijar qué delitos obligan a dimitir como diputado en un debate de alta tensión

El PP rechaza fijar qué delitos obligan a dimitir como diputado en un debate de alta tensión
Juan Luis Aróstegui (Caballas) en plena discusión con Javier Varga (Cs)
Juan Luis Aróstegui (Caballas) en plena discusión con Javier Varga (Cs)  

A un lado del debate, la mayoría del PP, que rechazó de plano la propuesta al suponer una “persecución política” al margen de los tribunales y una manera “torticera” y “cobarde” de llevar a Pleno el caso Emvicesa. Votos que bastaron para dar al traste a la iniciativa de Cs, que recabó los apoyos de MDyC, Caballas y PSOE, partidarios de anteponer la “transparencia y la credibilidad” de la Asamblea obligando a los posibles imputados a sumir su responsabilidad política.

El portavoz de Ciudadanos insistió durante su intervención que no era su intención regular los casos al detalle ni debatir el caso Emvicesa, sino “pedir a la Asamblea que se posicione y diga que en el próximo Reglamento se tratará este asunto y se marcarán las líneas rojas, ni siquiera decimos dónde hay que poner esas líneas rojas”.  Si un carnicero se sospecha que ha vendido carne en mal estado o a un maestro le acusan de pederastia, se les cierra el negocio o se les aparta de la docencia, argumentaba Javier Varga, “¿por qué un político que tiene acceso a despachos o a documentos no puede dar dos pasos atrás cuando se le investiga por un delito relacionado con la corrupción?”. Un argumento que desde MDyC, en una breve intervención de su portavoz Fatima Hamed, resumió apelando al refranero latino recordando que “la mujer del César además de honrada tiene que parecerlo”.

Argumentos que rechazó tajante el portavoz parlamentario del Gobierno, Emilio Carreira, para quien el actual Reglamento der la Asamblea ya define “muy bien” los casos en que un diputado ha de entregar su acta. Así y todo, Carreira emplazó a Ciudadanos a llevar su propuesta a la comisión que prepara la actualización del reglamento. Algo que no ha hecho hasta el momento, barruntó el portavoz popular, porque su interés no es la transparencia sino el debate político en torno a la corrupción. Una táctica que Ciudadanos emplea en todo el país, acusó Carreira, destinada a “aniquilar” al PP cuyo espacio político ansía la formación que representa Javier Varga en Ceuta. Y si por la urnas no lo consigo se recurre a todo tipo de campañas y propaganda, una técnica muy vieja”, ironizó el portavoz del PP en la Asamblea.

“Cállese la boca”

“Ustedes quieren resucitar la forma de trabajar de la Inquisición”, acusó Carreira, comparando la propuesta de Ciudadanos con los Tribunales de Honor o los Autos de Fe, “ saltándose la separación de poderes”, un “sistema de persecución política”. “¿Quiénes somos los diputados para suplantar a un juez?”, interpeló el portavoz del PP. “Eso es mentira, no es nuestra propuesta”, reivindicó Varga desde el extremo opuesto del salón de Plenos. “Pues entonces no hagan este tipo de propuestas y cállese la boca”, respondió airado Carreira.

Aróstegui vs Varga

No fue Carreira el único en pedirle a Varga que cierre la boca. Poco antes de este rifirrafe se vivió el momento más tenso de la mañana con los portavoces de Ciudadanos, Javier Varga, y Caballas, Juan Luis Aróstegui, como protagonistas de una discusión hombro con hombro `poco habitual en una sesión Plenaria.

“Que te calles, respeta mi turnio de palabra, ya me insultaréis luego cuando acabe como hacéis siempre”, espetó Aróstegui a la cara de Varga cuando este protestó ante las acusaciones del portavoz localista de la vinculación de miembros de Ciudadanos en la ‘lista fantasma’ de adjudicatarios de las 317 VPO de Loma Colmenar. Una lista fantasma que “hubo partidos como Ciudadanos que se dedicaron a apoyar”, acusó Juan Luis Aróstegui señalando que un representante de la formación de Javier Varga en la Comisión de Vivienda aparece entre la lista fraudulenta de adjudicatario. Acusaciones que la presidenta de Ciudadanos Ceuta, Karima Aomar, rebatía a gritos desde el público: “Eso es mentira”.  

Un antes y un después

Aróstegui subrayó que en Caballas “están muy satisfechos de que se hayan abierto diligencias, es bueno que el poder judicial entre de lleno y hasta el fondo”. Para el portavoz localista “esto va a marcar un antes y un después” en la vida política de Ceuta y en especial en la “repugnante corrupción” en la adjudicación de viviendas. Pero así y todo rechazó aceptar propuestas como la de Ciudadanos porque al estar el caso bajo secreto de sumario “hay una parte de la que no podemos debatir” pero, aseguró “cuando sea posible debatir lo haremos”. Pero tomar decisiones como fijar los delitos que suponen la pérdida de la condición de diputado, supone ceder ante “los carroñeros” de la política, “los que en privado te dicen que creen en la inocencia de Ali pero que entendamos que en público lo tienen que linchar”.

Seremos consecuentes

El portavoz de Caballas quiso además puntualizar que,  “si se demuestra” que el diputado Mohamed Ali “ha cometido algún delito, seremos consecuentes”. Eso sí, matizó, “obraremos cuando corresponda”.

Nota del Autor: En una primera edición erróneamente atribuíamos el voto en contra de Caballas a la propuesta de Cs Ceuta, cuando realmente votaron a favor, siendo rechaza la iniciativa con los votos en solitario del PP.