XIX CONGRESO NACIONAL DEL PP

El PP de Ceuta, en bloque con Sáenz de Santamaría, “salvo dos o tres”

El PP de Ceuta, en bloque con Sáenz de Santamaría, “salvo dos o tres”
Antonio Sanz, Fatima Bánez, Juan Vivas, Soraya Sáenz de Santamaría, Javier Arenas, Yolanda Bel, Fatima Mohamed y Guillermo Martínez
Antonio Sanz, Fatima Bánez, Juan Vivas, Soraya Sáenz de Santamaría, Javier Arenas, Yolanda Bel, Fatima Mohamed y Guillermo Martínez  

Los 35 compromisarios del Partido Popular en Ceuta votarán en bloque a Soraya Sáenz de Santamaría, Juan Vivas el primero. Así lo dijo este domingo en una entrevista con un diario de Campo de Gibraltar, reservándose las noticias para medios foráneos como las estrellas de fútbol, y así lo ha vuelto a repetir este martes, esta vez en Ceuta y esta vez ante la aludida: “Yo, el 21 de julio, votaré a Soraya Sáenz de Santamaría”.

Es la señal. Y si algo tienen los afiliados del PP es que son obedientes. “No se trata de eso, en el PP cada uno piensa y es libre de votar lo que quiere, el presidente ha dicho lo que piensa y yo tampoco me he escondido”, zanja la secretaria de los populares ceutíes, Yolanda Bel, camino del encuentro de Soraya Sáenz de Santamaría con los afiliados ceutíes y, en el trayecto, con media Ceuta.

Fuentes del PP son más optimistas y calculan que sucederá lo mismo que con el voto aplastante a María Dolores de Cospedal y prácticamente todos los compromisarios, “salvo dos o tres”, depositarán su voto por la ex vicepresidenta del Ejecutivo de Mariano Rajoy. “Sí, será como con Cospedal”, coincide una de las últimas incorporaciones a la Ejecutiva de Vivas.

Por Soraya… Y por Javier Arenas, íntimo de Juan Vivas y de medio PP ceutí y uno de los mosqueteros de la vicepresidenta en esta campaña, junto a la ministra de Empleo, Fátima Báñez, y el ex delegado del Gobierno en Andalucía, Antonio Sanz. “La delantera que te acompaña hoy no la tiene ni Bélgica”, compara siempre futbolero el presidente Juan Vivas, que ve ya a Sáenz de Santamaría como “la presidenta de España”, para lo que, cree, reúne todos los requisitos: una “joven experimentada curtida en mil batallas, alguna muy difícil” y con “un discurso sincero, claro, preciso y contundente”.

Entre esos "dos o tres" está Juan Carlos Trujillo, lo ha dicho en sus redes sociales y lo ha dejado por escrito en artículos de opinión. "Nunca me he escondido", puntualiza. Su voto irá para la "renovación" que supone Pablo Casado y no quiere ni oír hablar de una candidatura única de consenso. Recuerda que el reglamento de este congreso extraordinario lo dice claramente: los dos candidatos más votados se medirán en segunda vuelta, partiendo de cero, "en igualdad". "Estoy con Casado, no contra nadie", subraya, pidiendo hacer una reflexión sobre cómo se ha llegado a esta situación, cómo "el mejor presidente de la democracia, Mariano Rajoy", dejó el Gobierno tras una moción de censura y, va un poco más allá, y pide no olvidar que en las últimas elecciones generales el PP perdió dos millones y medio de votos “y el partido necesita ilusionar nuevamente a ese electorado perdido”, sugiere Trujillo.

Falta de implicación

Otra voz autorizada de los populares, Emilio Carreira, prefiere no pronunciarse, que cada cual vote en conciencia, propone. Pero sí tiene claro que este proceso interno ha destapado un problema que los populares, especialmente en Ceuta, “deben hacerse mirar”: la escasa, casi inexistente, implicación de los afiliados del Partido Popular. En la primera vuelta para elegir a los dos candidatos que se medirán en el XIX Congreso Nacional, de los cerca de 4.400 afiliados solo votaron 211, debidamente registrados como exigía el proceso y al día en el pago de sus cuotas de afiliación, apenas un 5,5 por ciento.

Carreira rechaza que obedezca a una falta de costumbre, pese a que es la primera vez que el PP recurre a las bases para elegir a su presidente, y se remite a las elecciones que le enfrentaron a Pedro Gordillo: “Aquella vez votaron más de mil personas y teníamos menos afiliados”.