PLENO

El PP impide una condena del Pleno al show de Vox contra la Ley de Violencia de Género

El PP impide una condena del Pleno al show de Vox contra la Ley de Violencia de Género
Verdejo, Redondo y Ruiz, durante el Pleno de este miércoles.
Verdejo, Redondo y Ruiz, durante el Pleno de este miércoles.  

Vox no fue al Pleno extraordinario convocado el lunes por el Día Internacional para la Erradicación de la Violencia sobre la Mujer, pero se guardó todas sus balas contra la legislación vigente contra el terrorismo machista para el de este miércoles, en el que el PSOE había registrado una propuesta encaminada a refrendar todos los consensos alcanzados durante años contra una lacra que se ha cobrado la vida de más de 50 mujeres en España en lo que va de año.

A esos acuerdos les llama Carlos Verdejo "consenso progre" y para desmarcar a Vox de él se había preparado como nunca en términos de espectáculo. El portavoz ha desenfundado una fotografía del dictador de Corea del Norte, Kim Jong Un, para decir que en España se empura a los hombres denunciados como allá a los críticos con el líder, con la denuncia de un vecino sin más.

Después ha esgrimido otro papel para alertar de que "se empieza diciendo que la violencia machista mata y se termina diciendo que 'la heterosexualidad es peligrosa' para criminalizar al hombre". En su arrebato, ha llegado a preguntarse por qué no se habla tanto de que "a los hombres les afecta más el suicidio y mueren más en las guerras y en accidente de trabajo".

Más madera: “Basta la mera acusación sin pruebas", ha afirmado, "para que miles de hombres inocentes pasen días en el calabozo y así surgen denuncias los viernes para que pasen encerrados todo el fin de semana”. “Espero que un hijo o nieto suyo", le ha espetado al socialista Manuel Hernández, no tenga que sufrir que una desaprensiva se invente que la maltrata porque la Fiscalía no investiga a la presunta víctima”.

"Nosotros estamos totalmente en contra de la violencia sobre las mujeres y de hecho somos los únicos que pedimos cadena perpetua para los asesinos de mujeres y los violadores, pero la violencia no tiene género y es grave en cualquiera de sus casos: hay más mujeres que sufren agresiones de hombres, nadie lo niega, pero no estamos de acuerdo con eliminar la presunción de inocencia”, ha añadido sobre un contexto en el que aprecia "una lucha de sexos que pretende confrontar a hombres y mujeres cuando debería ser personas contra maltratadores". "En Vox defendemos una ley de violencia intrafamiliar que sustituya a esta aterradora violencia de género que dice que los hombres por la mera acusación son culpables", ha terminado.

Los portavoces del MDyC y Caballas, Fatima Hamed y Mohamed Ali, abogados ambos, han rebatido que la Ley de Violencia de Género aborda la problemática de los asesinatos de mujeres “por el hecho de serlo” y han censurado a Vox que "frivoliza mucho porque aquí se pasa a los detenidos a diario a disposición judicial y no se mete a nadie en prisión por una denuncia". "En 2018 solo hubo 14 denuncias falsas en un total de 166.000 presentadas y durante los últimos diez años, 144", ha precisado la localista.

Ali, que ha repudiado en varias ocasiones el "blanqueamiento" de Vox apartándose o pactando con esa formación según del tema del que se trate, ha censurado el “negacionismo” de la violencia de género de Vox y ha recordado que el Tribunal Constitucional ya avaló en su momento lo prescrito en la Ley contra las tesis que veían convertida la presunción de inocencia en una de culpabilidad y ha puesto su último turno de guardia como ejemplo de que "no es cierto que un hombre sea encerrado sin más por una denuncia de malos tratos".

"No tienen escrúpulos"

Hernández (PSOE) ha lamentado que la “ultraderecha” haya “roto la unidad institucional” contra los malos tratos. “No tienen claros los conceptos y necesitan ablandarse el corazón, no pueden ir en contra de la mayoría, no tienen escrúpulos. Somos una sociedad valiente y comprometida y no vamos a rebajarle ni un ápice a la violencia machista ni a su especificidad. No vamos a permitir que se ponga en juego la igualdad y la democracia en este país", ha defendido.

Ni carne ni pescado, Javier Guerrero, en nombre del PP, se ha limitado a poco más que a pedir "más tranquilidad”, a repasar la progresión normativa reciente y a lamentar que este cáncer acabe convertido en un motivo de “confrontación partidista”. A continuación, eso sí, le ha echado un capotazo a Vox intentando suprimir de la propuesta socialista el punto que llamaba a "rechazar cualquier posicionamiento político que propugne la negación de la existencia de la violencia de género o rechace la validez de las políticas públicas enfocadas a su total erradicación".

Como el PSOE se ha negado a prescindir de ese punto, al votarlo el PP ha unido sus votos a los de Vox, que también se ha opuesto a declarar a Ceuta un municipio con "tolerancia cero con los maltratadores", a respaldo el Pacto de Estado o a arropar a las organizaciones y grupos de mujeres y defensores de sus derechos que han catalizado y liderado avances legislativos y políticos en esta materia en la última década".