CON RAMADÁN Y SACRIFICIO

El PP pide ahora tiempo para pensar en un calendario laboral inclusivo como el que rechazó a Caballas

El PP pide ahora tiempo para pensar en un calendario laboral inclusivo como el que rechazó a Caballas
Imagen de recurso.
Imagen de recurso.  

Se supone que el Gobierno de Ceuta tiene un criterio pero parece que, si no gusta, puede tener muchos otros. Incluso cambiantes en el tiempo. Hace menos de un año, en septiembre de 2016, boicoteó una propuesta de Caballas para aprovechar los festivos que, cada año, caen en domingo, y así incluir la celebración de final de Ramadán en el calendario laboral sin molestar a nadie quitando otra.

Pues bien, ahora ha pedido un tiempo de "reflexión" para hacer eso mismo después de presentar una propuesta de calendario laboral para 2018 como siempre, sin la Pascua islámica de remate del fin de ayuno y apostando porque fuese festivo el año próximo el 6 de agosto dado que el día de la Patrona cae en domingo.

Según el MDyC, sus representantes en la Comisión de Hacienda han pedido este jueves al Gobierno "que  reflexione sobre el calendario laboral, no sólo del próximo año sino para el mantenimiento de las festividades que celebran las distintas religiones en nuestra ciudad y haga festivo, de motu proprio, la fiesta de Eid Al Fitr (fin del Ramadán), así como ya está integrada en ese calendario la fiesta de del Sacrificio (Eid  Al Adha)". 

Kissy Chandiramani ha pedido entonces, siempre según los de Fatima Hamed, "un periodo de reflexión para estudiar la inclusión de ambas fiestas en el calendario no sólo de 2018 sino definitivamente al haber como mínimo dos festivos que caen en domingo, por lo que se podrían celebrar todas las fiestas que actualmente se llevan a cabo sin tener que quitar ninguna".

Para el Movimiento "tan sólo el que el Partido Popular abra ese periodo de reflexión hasta el Pleno es un paso adelante en el reconocimiento de las distintas sensibilidades que existen en Ceuta y que puede suponer hacer oficial lo que ya es una realidad en nuestra ciudad, que ambas fechas son festivas. Lo diga o no el calendario laboral, sólo sería trasladar a ese calendario oficial lo que los y las ceutíes celebran".

El año pasado Caballas propuso articular el calendario laboral de Ceuta en torno a cuatro principios: a) no hacer uso de la prerrogativa de sustituir los días festivos de ámbito nacional de Reyes y Jueves Santo; b) no trasladar al lunes, en ningún caso, ningún festivo, ya sea local o nacional, que caiga en domingo; c)  incluir cada año como festivos locales Virgen de África, San Antonio, Pascua del Sacrificio y Fin de Ramadán; y d) celebrar el Día de Ceuta mediante los pertinentes actos institucionales organizados al efecto y que sea no laborable solo los años en los que caigan en Domingo más de una festividad nacional o local".