MDYC Y CS SE ABSTIENEN

PP, PSOE y Caballas retoman la iniciativa política para facilitar a los musulmanes recuperar sus apellidos

PP, PSOE y Caballas retoman la iniciativa política para facilitar a los musulmanes recuperar sus apellidos
Ali, este jueves, en el Pleno.
Ali, este jueves, en el Pleno.  

La Junta de Portavoces se reunirá a instancias de Caballas para decidir si conviene tramitar una iniciativa legislativa ante las Cortes o buscar un acuerdo con el Ejecutivo de la Nación para simplificar los trámites requeridos para subsanar los errores de los procesos de regularización acometidos a mediados de los años ochenta.

El Pleno de la Asamblea ha ratificado este jueves con los votos a favor del PP, el PSOE y Caballas el acuerdo adoptado por la Corporación en febrero del año pasado para instar al Ministerio de Justicia a "establecer un proceso extraordinario de regularización que permita a las familias ceutíes de origen musulmán, que así lo estimen conveniente, recuperar sus verdaderos apellidos". El MDyC y Ciudadanos se han abstenido porque Ali está investigado por el 'caso Emvicesa', aunque el localista ha puesto de relieve que ambas formaciones no hacen lo mismo con las del PP, con varios de sus diputados en la misma situación procesal.

Ali ha recordado que no se trata, aunque no deje de ser mportante, solo de una cuestión subjetiva de identidad. También de evitar problemas en la frontera, incluso en forma de detenciones; de llamar a mujeres "por apellidos que en realidad son nombres masculinos"; de calificaciones erróneas confundiendo "alumnos que se llaman 'Mohamed al cubo".

Para, tras dieciséis meses, para avanzar en esta materia, en la que el Gobierno de la Nación opina que es imprescindible el cambio de la Ley del Registro Civil, el portavoz del PP, Emilio Carreira, ha propuesto convocar una Junta de Portavoces en la que analizar qué camino seguir: una iniciativa legislativa de la Asamblea, un acuerdo con el Ejecutivo de la Nación...

En febrero de 2016, Caballas ya elevó una propuesta al Pleno de la Asamblea con la intención de arbitrar un procedimiento extraordinario que permita a los musulmanes de Ceuta recuperar con más agilidad de la actual sus apellidos originales que “perdieron” administrativamente hablando, "no así sentimentalmente", como consecuencia de los errores cometidos en la aplicación del Reglamento de la Ley de Registro Civil cometidos en los procesos de regularización de mediados de los años ochenta, cuando se impusieron los nombres de padre y abuelo como apellidos legales.

La fórmula elegida para sustanciar esta iniciativa fue la contemplada en el artículo 26 del Estatuto, "proponer al Gobierno la adopción de las medidas necesarias para modificar las leyes y disposiciones generales aplicables para adaptarlas a las peculiaridades de la Ciudad”, pero "transcurridos dieciséis meses desde aquel acuerdo plenario, el Gobierno de la Nación sigue sin responder a la solicitud del Pleno de la Asamblea, lo que sólo se puede interpretar como un rechazo silente que queda muy lejos de las expectativas del Pleno de la Asamblea, y sobretodo, de los ciudadanos afectados".

Caballas considera que "se trata de un asunto de indubitada importancia para un amplio colectivo de ceutíes que tienen derecho  a recuperar un componente muy significativo de su identidad que los vincula a sus ancestros familiares", por lo que la coalición no se da por "vencida".