CONSEJO DE ADMINISTRACIÓN

PP y PSOE cambian al gerente de Acemsa entre dudas sobre la compatibilidad de Sánchez Valderrama

PP y PSOE cambian al gerente de Acemsa entre dudas sobre la compatibilidad de Sánchez Valderrama
Hernández y Vivas, en una imagen de archivo.
Hernández y Vivas, en una imagen de archivo.  
Los dos partidos mayoritarios unen fuerzas para completar tras dos meses de intentos fallidos el cese de Juan Martín Portes. Un informe técnico deberá aclarar si su sustituto puede o no compaginar esa labor con la de responsable del contrato de Trace y otros encargos de Vivas. Los socialistas justifican su voto en que había que "desbloquear" la sociedad y Vox lamenta que no se convocase un concurso público.

Este viernes sí. Tras dos meses de barullo, el PP y el PSOE se han unido en el Consejo de Administración de Acemsa, convocado de nuevo en sesión extraordinaria, para cesar como gerente a Juan Martín Portes y nombrar en su lugar a Juan Manuel Sánchez Valderrama. Un informe deberá aclarar si este último podrá compaginar esa responsabilidad con la de llevar el contrato de limpieza pública viaria con Trace y otros encargos que le ha hecho la Ciudad para distintos proyectos de obras e inversiones.

La reunión se ha celebrado en ausencia del MDyC, pero la secretaria general ha informado a los presentes de que desde su punto de vista, habiéndose intentado "hasta tres veces" comunicar la convocatoria al representante del Movimiento, su culminación era legal, algo que los de Fatima Hamed cuestionan.

En un comunicado los socialistas han atribuido al MDyC la voluntad de "bloquear y paralizar la sociedad" y se han preguntado "cuál es el motivo por el que se han opuesto a recibir notificación en tiempo y forma" y "qué interés les mueve a boicotear el funcionamiento de las empresas municipales".

La presidenta del Consejo, Kissy Chandiramani, que este jueves tomó las riendas del mismo en lugar de Alfonso Conejo, ha "felicitado" y "agradecido" a Martín Portes el trabajo que ha realizado en la empresa pública del agua durante los tres últimos años.

Paradójicamente, en el órgano rector no se ha hablado de si será indemnizado con tres meses íntegros de sueldo o, aplicando la normativa legal introducida en los peores años de la crisis, con solo quince días. La diferencia entre una senda y otra hará variar su finiquito de alrededor de 20.000 euros a unos 6.000, según distintas estimaciones.

El PSOE ha justificado su apoyo al nombramiento del nuevo gerente de Acemsa al entender que su figura, junto con la de la presidenta, "es esencial y básica para garantizar el funcionamiento de una sociedad que lleva encallada y paralizada desde julio". "Una postura contraria supondría una parálisis de la empresa, pero estaremos expectantes y vigilantes de la gestión que realice el nuevo gerente y exigiremos periódicamente una fiscalización de su trabajo", han advertido desde Daoiz.

En otra nota, Vox ha culpado al PP y al PSOE del "espectáculo" dado por Acemsa estos dos últimos meses, concretamente a su "obcecación por aplicar la política del rodillo en beneficio de intereses poco claros para nombrar a un gerente cuya gestión ya estuvo en entredicho cuando fue cesado en 2014". Los de Juan Sergio Redondo consideran "prioritario" que la auditoria de gestión aprobada en el Pleno se extienda a esta empresa y pedirán a Sánchez Valderrama que cada mes presente "un informe de su gestión al objeto de velar por la transparencia y la gestión eficaz de la empresa".

Para Vox lo adecuado hubiera sido convocar el "concurso público" que para cubrir el puesto de gerente planteó el ex representante socialista Ramón Lladó, cuya negativa a seguir las "consignas" del PSOE llevó a este partido a cesarle y a sustituirle por Rafael García.