CAMPAÑA 28-A

El PP y Vox arrancan la campaña prometiendo bajar impuestos para conquistar al electorado

El PP y Vox arrancan la campaña prometiendo bajar impuestos para conquistar al electorado
Los candidatos del PP, este viernes, en Hadu.
Los candidatos del PP, este viernes, en Hadu.  

Fatima Mohamed defiende que "donde mejor está el dinero es en el bolsillo de los ciudadanos" y Rafael Rodríguez ofrece rebajas en el IBI, el IRPF y otros tributos. El PP asegura que con Pablo Casado la 'tarifa plana' de autónomos llegará a tres años y los de Santiago Abascal, que heredar no costará dinero.


El PP y Vox, formaciones a las que las encuestas señalan como favoritas, junto al PSOE, para hacerse con los escaños de Ceuta en el Congreso y el Senado, han coincidido este viernes, primer día de campaña para las generales del 28 de abril, y no solo en hacer del Puerto uno de sus ejes de programa sino también en prometer bajadas de impuestos para conquistar al electorado.

En Hadu, la candidata al Senado del PP, Fatima Mohamed, ha defendido que "donde mejor está el dinero es en el bolsillo de los ciudadanos" y ha garantizado que si Pablo Casado llega a La Moncloa extenderá a tres años la vigencia de la 'tarifa plana' de 50 euros mensuales para autónomos y permitirá a los parados de larga duración emprendedores "dos años sin cotizar por sus beneficios".

Los de Juan Vivas prometen también bajar el IRPF y el Impuesto de Sociedades y "luchar por crear empleo, estabilidad y una sociedad de bienestar mucho mejor" desde la credibilidad que les da "haber creado 8 millones de puestos de trabajo mientras los socialistas han destruído ya 135.000". "La mejor política social", ha resumido la candidata, "es crear empleo".

A mediodía, en la Plaza de los Reyes, el candidato de Vox al Congreso, Rafael Rodríguez, también ha asegurado que con Santiago Abascal al timón se pagarán menos impuestos de todo tipo: "Reduciremos el 50% del IBI a las familias normales y las numerosas quedarán exentas; hasta 60.000 euros se reducirá el 22% el IRPF y por encima cerca del 30%; habrá exenciones fiscales a las transmisiones y donaciones de herencias; bajaremos los impuestos a las PYMES para impulsar el desarrollo y la creación de nuevas empresas...", ha enumerado.

Vox también quiere "reducir o eliminar" las subvenciones a partidos políticos y sindicatos para que sean mantenidos "por sus afiliados" y que el acceso a subvenciones sea prioritario para "españoles con DNI con independencia de religión o raza".

rafael rodríguez vox españa