ESPACIO HÍBRIDO

El PSOE aboga por revitalizar y modernizar el Mercado Central con un área gastronómica gourmet

El PSOE aboga por revitalizar y modernizar el Mercado Central con un área gastronómica gourmet
Imagen del madrileño Mercado de San Antón.
Imagen del madrileño Mercado de San Antón.  

El PSOE de Ceuta va a propooner al Pleno encargar un informe técnico y jurídico sobre la posible conversión del Mercado Central en un equipamiento híbrido, es decir, en el que convivan los puestos tradicionales "con una superficie dedicada a la hostelería de tipo gourmet".

La idea de los socialistas pasa por avanzar en la ciudad autónoma por la senda de los Mercados de La Boquería (Barcelona), San Miguel o San Antón (ambos en Madrid), la sevillana Lonja del Barranco o el Mercado Victoria (Córdoba).

"Queremos destacar la importancia de los mercados de abastos como espacios polivalentes en el planteamiento promocional de la ciudad", argumenta la iniciativa de los de Manuel Hernández, que subraya que el Mercado Central sufre hoy "una intensa crisis" por, entre otros motivos, "falta de inversión pública, cambio en los hábitos de compra, irrupción de medianas y grandes superficies, liberalización de horarios...".

En ese contexto, aboga por remodelarlo con "un espacio en el que conviva el mercado tradicional con una superficie dedicada a hostelería de tipo gourmet en el que se podría acentuar la interculturalidad de Ceuta en un lugar equilibrado y económicamente beneficioso para ambos sectores".

El equipamiento podría ser "un polo de atracción comercial y turística" que, al incentivar la entrada de nuevos clientes, "beneficiaría también a los puestos tradicionales". Por si fuera poco, "se crearían puestos de trabajo en una ciudad tan necesitada de nuevos nichos de empleo dadas las altas tasas de paro existentes".

En paralelo, solicitará "que se efectúen los cambios necesarios en el Reglamento de Mercados de la Ciudad para adecuarlos a las necesidades existentes en la actualidad". A juicio de los socialistas, el texto que data de enero 1998 está "claramento obsoleto en todos sus aspectos" y el Gobierno de Vivas, aunque prometió hacerlo la legislatura pasada y hasta dijo haber redactado un borrador, nunca culminó su actualización.